Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

MORENA quiere un gobierno represor; Veracruz no merece a la “crimiNahle”

El exmorenista Alejandro Rojas afirmó que la 4T pretende eliminar el voto popular en México

Claudia Montero Xalapa, Ver. 14/05/2024

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos


“Tenemos que salir a votar el próximo dos de junio, porque puede ser la última vez que votemos”, advirtió Alejandro Rojas Díaz Durán, exsenador de la República que recientemente renunció a las filas del partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), al revelar que tiene el documento original del proyecto de Constitución que quieren imponer en el “Plan C”, mismo que promueve el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador. “Ese proyecto existe”, alertó al dejar entrever que con él se pretende eliminar el voto popular en México.

Durante su visita a la capital del estado, donde participó en el la mesa de discusión “El Futuro de la Democracia en México”, organizada por la consultoría Glocal Consultores Asociados, Alejandro Rojas explicó que como experto en materia constitucional y en ese entonces integrante de Morena, fue invitado con los ideólogos del partido como Epigmenio Ibarra, Rafael Barajas Durán, “El Fisgón”, entre otros, para la discusión y análisis de este plan, motivo por el cual, tiene el documento original del mismo.



Al referir que no sería cómplice para que se instaurara un gobierno militarista y represor, recordó que actualmente son casi 100 millones de mexicanos y mexicanas con derecho a votar y quien no lo haga el próximo dos de junio es porque verdaderamente no quiere a México.

“No importa por quien voten; tiene que ser no solo un derecho, sino una obligación moral ciudadana y capital”, expuso Alejandro Rojas ante el auditorio.



De igual modo, se pronunció por defender las instituciones, ya que, con ellas, instituciones imperfectas democráticas, se llega al poder en una lucha (en su caso) de más de 30 años, “por lo que al menos yo, no voy a permitir que destruyan el único régimen político que tenemos y que puede seguir brindando algúna opción de libertad, porque sin libertad no hay democracia”.

Al definir que esta elección será histórica porque se encuentra en juego la democracia del país, señaló que, si salen a votar más de 70 millones de mexicanos, Morena no va a tener más de 25 millones de votos.

“Todos los demás tienen que ser de la oposición, porque el día tres de junio tiene que haber un resultado que no sea impugnable; que toda la comunidad internacional reconozca a la presidenta electa, que va a ser Xóchitl Gálvez”.



En este sentido, se dijo confiado de que la fuerza pública mantenga la institucionalidad y la verticalidad en honor de defender la soberanía, que es la voluntad del pueblo.

“Los militares y las Fuerzas Armadas, yo estoy seguro que harán valer la constitución y todos los mexicanos, tenemos que defender el voto”, insistió.

El exsenador de la República, exsecretario de Turismo de la Ciudad de México, así como ex diputado local y federal, hizo un llamado a sus colegas de MORENA para que se sumen y se logre la refundación de México.



En este sentido, recordó que, en el caso de Veracruz, a los morenistas les dieron de patadas, los humillaron, defraudaron su confianza y tuvieron al peor gobernador de la historia: “Los veracruzanos no merecen eso ni merecen a una corrupta zacatecana como Rocío ‘crimiNahle’, porque todos saben quién es y conocen a su esposito también que es otro Peña”, refirió ante los presentes.

De igual modo, hizo una dura crítica al Gobernador de Veracruz y a la candidata morenista que pretende sucederlo en el cargo, a quienes los acusó de ser aliados de Duarte e incluso, ganar las diputaciones federales en 2015 con su apoyo.

“Yo les digo a Cuitlahuac y a Rocío Nahle que son los dedos torcidos de Javier Duarte, porque todos quieren negar a Duarte, pero si Rocío gana, el primero que va abrir el champagne en el reclusorio, es Javier Duarte, porque es su tía”.



En este sentido, definió como una extraña “causalidad”, que en 2015 Morena solo ganara siete diputaciones federales y dos de ella fueron en Veracruz, una en Coatzacoalcos y otra en Xalapa, justo en el periodo de n el que gobernó el ex mandatario priista Javier Duarte de Ochoa.