Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

De un ataque cardiaco

Muere octogenaria en hotel y deja en el desamparo a su hijo que padece de sus facultades mentales

Iv?n Garc?a Veracruz, Ver. 06/02/2010

alcalorpolitico.com

En la habitación de un hotel, en calles de la colonia Centro de Veracruz, falleció una humilde mujer de 80 años de edad, al parecer de un ataque cardiaco, dejando en el desamparo total a su hijo, un hombre de más de 38 años, enfermo de sus facultades mentales, quien no tiene familiares que lo cuiden.

En las calles de Guerrero y Úrsulo Galván, en la zona de mercados, en el hotel Campo Amor, falleció la señora Magda Aurora Sosa de 80 años de edad, quien tenía una semana hospedándose en ese hotel, concurrido por meretrices y travestís.

La mujer, al parecer sufrió un infarto, quedando tirada en la habitación, en donde vivía con su hijo, de nombre Antonio.

El joven no entendía que su madre ya estaba muerta, pensando que todavía dormía, hasta que empleadas del hotel, acudieron a la habitación número 10, percatándose que la señora no se movía.

Entonces reportaron a la Cruz Roja, llegando los socorristas, quienes conformaron el fallecimiento de la octogenaria. Las miradas de las empleadas, dejaba ver la desgracia.

Antonio «N», un hombre de unos 38 años de edad, de complexión delgada, mal vestido, con unas libretas que guarda con números telefónicos y algunos apuntes, adentro de una mochila, una changuera y un morral; quedaba desamparado y sin el cobijo de su madre.

El ahora huérfano de madre, se quedó completamente sólo, sin su única compañera, la mujer que lo vio nacer y que no le importó que Antonio tuviera un retraso metal y no pudiera valerse por si mismo.

Antonio tiene una enfermedad metal y quedó en el total desamparo. Cuentan las personas que conocían a doña Magda y Antonio, que se ponía ella a pedir limosna, en la esquina de la avenida Díaz Mirón y Uribe, en donde se ubica una tienda Oxxo.

Doña Magda les pedía una moneda y en gratitud cuando se la daban, les regalaba una sonrisa, diciendo que era para ayudarse con su hijo enfermo. Los elementos de la Policía Intermunicipal, acudieron al hotel y se entrevistaron con los empleados y con Antonio, quien nada más alcanzó a darse a entender, aseverando que tenía familia en Córdoba, pero no sabía números telefónicos o nombres de sus parientes.

El agente tercero del Ministerio Público de Veracruz, Manuel Fernández Olivares, junto con personal a su cargo y de Servicios Periciales, efectuaron la diligencia del levantamiento del cuerpo, ordenándose su traslado al SEMEFO para la autopsia de ley.

Ahora Antonio sin nadie que lo cuide, fue enviado al DIF Municipal de Veracruz, donde no lo recibieron, debido a que esta institución, no cuenta con una clínica para el cuidado de enfermos mentales.

El fiscal Manuel Fernández Olivares, entonces lo trasladó al albergue Doña Nico, ubicado en Boca del Río, en donde quedó bajo su resguardo, mientras aparecen familiares del joven.
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ipax
  • Seguimos trabajando
  • Salon de usos multiples