Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Nahle extiende por 30 años más operación de Reactor 2 de Laguna Verde

- Comisión Nacional de Seguridad Nuclear —órgano desconcentrado de SENER— avaló solicitud de la Secretaria

- Licencia de operación durará hasta abril de 2055

- Rocío Nahle destacó “necesidad e importancia” de Laguna Verde

Jos Topete Xalapa, Ver. 25/08/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Luego de la autorización que diera la secretaria de Energía del Gobierno federal, Rocío Nahle García, la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS) avaló extender por 30 años más la licencia de operación de la Unidad 2 de la Central Nucleoeléctrica Laguna Verde.

En comunicado, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) destacó que Nahle había dado su autorización “consciente de la necesidad e importancia de la energía nuclear” que genera esta planta para México.

Esta solicitud de renovación se encontraba en proceso de revisión por parte de la CNSNS y ahora tendrá una vigencia del 11 de abril de 2025 al 10 de abril de 2055. Cabe recordar que la Comisión es un órgano desconcentrado de la SENER.

Mediante un comunicado, sobre la extensión de licencia de operación de la unidad 2, la CFE expone que la medida es contraria a las “versiones falsas y malintencionadas” sobre la Central: “Laguna Verde genera energía, firme y limpia, bajo los más altos estándares internacionales de seguridad”.

Cabe recordar que en los últimos años medios nacionales e internacionales han reportado diversas emergencias en la nucleoeléctrica situada en el municipio de Alto Lucero, en Veracruz, incidentes que han sido refutados por tanto por la titular de la SENER como por el director de la CFE, Manuel Bartlett.

La CFE advierte que el Sistema Eléctrico Nacional se encuentra “bajo el asedio de los intereses extranjeros en desacuerdo con que los mexicanos generen su propia electricidad”, por ello la extensión de la licencia la deja como “garante” de la confiabilidad de éste, además de continuar “a la vanguardia de la producción de energías limpias en el país”.

Igualmente, la Comisión se refirió a la renovación de licencia de la Unidad 1 de la Central emitida por la SENER en julio de 2020, decretando que esto confirma “confiabilidad energética que las instalaciones nucleares ofrecen en beneficio del pueblo de México”.

“Consciente de la necesidad e importancia de la energía nuclear de la CNLV para México, la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle García, autorizó la renovación de la licencia de operación a la Unidad 2 de la Central Nucleoeléctrica Laguna Verde (CNLV-U2). La licencia cuenta con el aval técnico de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS) y tiene una vigencia del 11 de abril de 2025 al 10 de abril de 2055.

“La solicitud de renovación de licencia para la CNLV-U2 se encontraba en proceso de revisión por parte de la CNSNS. Esta documentación incluyó los compromisos de inspecciones, pruebas y monitoreo a equipos, sistemas y estructuras, en conformidad con el marco regulador aplicable; siempre para garantizar la operación segura y confiable de la CNLV.”

De acuerdo con el boletín, Alejandro Núñez Carrera, director de la CNSNS, le entregó a Héctor Sergio López Villarreal, coordinador corporativo Nuclear de la CFE, el documento de renovación de licencia, acto en el que también estuvieron presentes Sergio Omar Saldaña Zorrilla, responsable de la Subsecretaría de Electricidad de la SENER y Heberto Barrios Castillo, responsable de la Subsecretaria de Planeación y Transición Energética de la misma dependencia.

Entre proestas, simulacro tras supuestas emergencias

Cabe destacar que este mismo mueves se realizó un simulacro para revisar el Plan de Emergencia Radiológica Externo (PERE), luego de que distintos medios nacionales e internacionales han advertido supuestas emergencias en la Central.

Las maniobras estuvieron a cargo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), de la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en conjunto con el gobierno de Veracruz, instancias que afirman que servirán para evaluar la capacidad de respuesta en caso de presentarse una emergencia radiológica.

Como ya ha ocurrido en este tipo de eventos, pobladores de municipios vecinos como Actopan y Alto Lucero se manifestaron afuera de la Central y demandaron mejorar las rutas de evacuación y reclasificación de tarifas.

Los pobladores señalan que no ha habido beneficios para los lugareños pese al riesgo que implica habitar cerca de la Central Nuclear.

Y es que de acuerdo con documentos y versiones exhibidos por el diario español El PAÍS, el pasado 30 de octubre de 2021, Laguna Verde tuvo contratiempos que llevaron a su paralización temporal. Dicho contratiempo se registró precisamente en la Unidad 2, que acaba obtener su nueva certificación.

La información expone que el reactor sufrió una pérdida de electricidad externa por la inoperatividad de uno de los transformadores eléctricos principales de la generadora a las 19:53 horas del sábado 30 de octubre, cuando se produjo el “disparo” (aceleración) del transformador que desencadenó la pérdida de electricidad y por lo cual entraron en operación los tres generadores diésel de emergencia que posee la central nuclear.

“Los operarios tuvieron que utilizar lámparas de mano y de sus celulares para trabajar y se generó muchísima contaminación radiactiva”, relató un testigo de los hechos, de acuerdo con los reportes periodísticos.

En aquel suceso, debido a la pérdida de electricidad también quedaron fuera de funcionamiento los instrumentos de control de aire que proveen de aire a presión para operar equipos relacionados con la seguridad en el edificio del reactor, y todos los sistemas de emergencia, vitales para la seguridad de la planta, también se quedaron sin energía.

La pérdida también ocasionó la indisponibilidad del programa de búsqueda e impresión de documentos, como manuales, procedimientos y diagramas: “un contratiempo vital para la recuperación de los sistemas de la unidad”, por lo cual “nos fue imposible ser eficientes” durante la contingencia, reveló el reporte de condición 112.357, emitida a raíz precisamente de dicha emergencia.

Horas más tarde, el personal detectó derrame de agua contaminada proveniente de los sistemas de drenaje de equipo y desechos radiactivos en tres niveles del edificio de la U2 y cuya medición de radiactividad arrojó niveles altos.

Casi un año antes, en diciembre de 2020, ocurrió un caso similar, con la pérdida de energía por la salida de operación de un transformador auxiliar, que regula la corriente del sistema eléctrico hacia dentro y fuera de la central nuclear.

La falla provocó la aceleración de un autotransformador eléctrico lo que provocó que la alerta se encendiera en naranja. Durante su funcionamiento normal y el proceso de recarga de uranio, la planta utiliza un monitoreo por colores que indica el grado de peligro del derretimiento del núcleo o componentes desconectados. El verde significa que los sistemas funcionan sin problemas. Pero el color rojo indica una operación con alto grado de inseguridad.

El 25 de junio de 2020 ocurrió un “disparo” de un transformador principal de la U2, por lo cual entró en operación un generador diésel de emergencia. Para julio, la Unidad 2 registró un paro de emergencia debido a la subida de temperatura por arriba de los 65 grados centígrados en el contenedor primario.

También en 2019 se presentaron emergencias. Hacia finales de ese año, un transformador principal quedó fuera de operación, por lo cual ambos reactores de la estación estuvieron en una condición de riesgo amarillo, según reportaron medios informativos.