Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Ni infamias ni intrigas doblegarán mi proyecto a la alcaldía de Coatzacoalcos: Guízar Valladares

- Responde así, tras el tiradero de panfletos en su contra desde una avioneta

- Aunque no interpondrá denuncia, sabe por el piloto de la nave que “el trabajo” proviene del ayuntamiento

Javier Salas Hern?ndez Xalapa, Ver. 05/03/2010

alcalorpolitico.com

“Ninguna infamia ni intriga puede doblegar un proyecto político social. Voy a seguir adelante y no me voy a doblegar”, aseveró Gonzalo Guízar Valladares, diputado local del PRI y aspirante a la candidatura a la Presidencia Municipal de Coatzacoalcos.

Y es que ayer fue interceptado el piloto de una avioneta que sobrevoló la ciudad y puerto de Coatzacoalcos y desde el aire arrojó publicidad difamatoria en contra del legislador aspirante a la alcaldía de aquel municipio sureño.

Al respecto, Guízar Valladares aseguró que seguirá adelante en busca de que el PRI lo postule como candidato.

Ese tipo de acciones –dijo-- demuestra que va por el camino correcto y que su movimiento ciudadano va creciendo.

“El lodo no nos mancha, las intrigas no nos dañan, las cosas malas nos fortalecen y las cosas buenas nos bendicen. Vamos a seguir entregado resultados para Coatzacoalcos”.

Manifestó que buscará la unidad y la concordia para el progreso del municipio, toda vez que hoy en día enfrenta problemas de inseguridad, de desempleo y en lo particular hace lo propio para atender a la sociedad, por lo que la intriga y la infamia no es el camino para el desarrollo del municipio.

Por el momento no tiene contemplado presentar una denuncia penal en contra de quien o quienes resulten responsables de la distribución de “panfletos”.

Reconoció que el piloto de la aeronave señaló a algunas personas vinculadas con el Ayuntamiento como las responsables intelectuales de ese hecho. Sin embargo, hasta el momento no tiene previsto presentar una denuncia penal, pues dijo que el caso lo quiere dejar al escrutinio de la ciudadanía. “Solamente aquellos que atacan y se esconden muestran su cobardía y debilidad, se sienten perdidos”.