Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Niña ideó historia sobre secuestro, para huir de supuestos maltratos de madrastra

- Luego de 4 años, la niña de 8 años se reencontró con su madre oriunda de Poza Rica, quien acusó que fueron separadas bajo engaños del padre

- La menor fue entregada a su progenitora en Coahuila, lugar donde vivía la niña con su nueva familia

Lidia Lpez Poza Rica, Ver. 04/10/2018

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Cansada de los maltratos de su madrastra, Arumi Guadalupe fabricó una historia sobre su supuesto secuestro, pero tras la odisea logró más que eso: reencontrarse con su madre biológica, a quien desde hace 4 años se le impidió el derecho a la convivencia con la menor.

El pasado sábado 29 de septiembre, en un centro comercial de la capital de Saltillo, Coahuila, la niña de 8 años se encontraba con la esposa de su padre mientras le realizaban a ésta un tratamiento de belleza.

Sólo bastó un descuido, mientras la madrastra estaba distraída, para escaparse del local y echarse a correr llena de angustia, sin tener un destino en la ciudad norteña, donde su padre se desempeña como Policía Federal y formó una nueva familia.



En su travesía, Arumi fue vista por un joven que notó su nerviosismo y desorientación; por lo que le ofreció ayuda, mientras se comunicaba con el periodista Milton André Martínez, popular en redes sociales, quien difundió el rescate de la menor que aseguraba ser víctima de secuestro en la ciudad de Monterrey y que ya en Saltillo escapó de la camioneta de quienes supuestamente le habían privado de su libertad.

El joven que la encontró prefirió el anonimato, en su auto, acompañado de su novia y del periodista, esperaron a las autoridades sailtillenses y a la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia (PRONNIF) para entregarla a resguardo, mientras se localizaba a sus familiares.

En el mismo lugar, varios minutos después apareció una mujer reclamando a la menor, luego de que se difundió en redes sociales su rescate en la colonia Los Pinos, en aquella ciudad, fue identificada como la madrastra. Tiempo después llegó el padre de la niña, a quien las autoridades le exigieron demostrar su identidad, acta de nacimiento de la menor y la custodia legal, bajo orden de un Juez.



En la inmediatez de las redes sociales, profesoras del colegio donde estudiaba Arumi dieron a conocer que la niña había sido detectada como posible víctima de violencia intrafamiliar y estaban en la disposición de entregar evidencias, ante la posible omisión de cuidados del padre.

De lo anterior, trascendió que hasta la madre biológica de la niña, quien es originaria de la zona norte de Veracruz, legalmente solicitó el apoyo del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia del municipio de Tihuatlán y del procurador de la Defensa del Menor, la Familia y el Indígena, Germán Moreno Pastrana; también el apoyo de la activista Zayma Zamora, presidenta de la fundación “Vivir para servir”, para que se iniciaran los trámites para solicitar la custodia de la menor.

La madre, Guadalupe Guerrero, se trasladó al estado de Coahuila con apoyo económico de un activista de esa entidad, ante el estremecimiento que causó la aventura de la niña por lograr una vida libre de violencia.



Guadalupe Guerrero dio a conocer que desde hace 4 años, bajo engaños, el padre de la menor le había privado del derecho a convivir con su hija. Desde entonces perdió contacto con ellos y ante la falta de recursos económicos no pudo pagar los servicios de un abogado para exigir la custodia.

La mañana de este jueves, la señora Guadalupe acudió a las oficinas de PRONNIF, en Coahuila, y le fue entregada la menor. Posteriormente, se trasladó a la Ciudad de México para de ahí retornar a Poza Rica, donde actualmente reside.