Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: V?a Correo Electr?nico

No es posible que el gobierno tolere manifestaciones de semidesnudos que ignoran la realidad del país

Es tiempo que los que gobiernan ejerzan el mandato que la mayoría les ha delegado y no para ellos y unos cuantos

19/02/2010

alcalorpolitico.com

Psic. Joaquín Rosas Garcés

Nuestra sociedad, evidentemente, es una sociedad que evoluciona en varios ámbitos, sin embargo, dicha evolución ha de sufrir tropiezos constantemente. Los gobiernos del municipio de Xalapa “La Atenas Veracruzana”, y del Estado, aceptan, toleran, acuerdan y probablemente aplauden las manifestaciones de grupos conformados por hombres y mujeres semidesnudos que desconocen la realidad de nuestro país.

Promover una imagen de sociedad salvaje, sin capacidad de diálogo, ya no es un asunto local, el efecto que provoca un evento aislado como las recientes manifestaciones en la ciudad, es probable que mañana sea vista en cualquier lugar del mundo a través de la internet, con repercusiones importantes.

Es tiempo que los que gobiernan ejerzan el mandato que la mayoría les ha delegado, al otorgarles a través de un voto electoral la confianza para dirigir y guiar a nuestra sociedad; es tiempo que los gobernantes dejen su "esmerada" atención en la administración de los recursos y centren su esfuerzo y verdadero trabajo en la constitución de una sociedad con bases sólidas para las nuevas generaciones; es tiempo que la inversión pública aporte espacios adecuados y evite el derroche en calles sin condiciones técnicas para la inversión o el mal gasto; es tiempo que se concrete un servicio de transporte público eficaz y moderno que genere empleo e impida la liberación absurda de “concesiones” de transporte público; es tiempo para invertir en tecnología que permita aprovechar los desechos reciclables que producimos a diario; es tiempo para mostrar que avanzamos como sociedad moderna; es tiempo de que los gobernantes exalten con orgullo la facultad de gobernar para la mayoría y no sólo gobernar para ellos y unos cuantos.

Atte.