Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Noroña, ¿Presidente?

Jorge Salazar Garca 04/09/2023

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
“Divididos seremos esclavos…”*

Sin duda, Gerardo Fernández Noroña (GFN) ha sido, de entre todos los aspirantes a la candidatura presidencial el que más trabajo de calle ha realizado. Su contacto con el pueblo parece ser el más auténtico, el que mayor empatía ha despertado. Igual, es el político quien con mayor claridad ha dicho desear profundizar la 4T. También es quien, caracterizándose como un político de izquierda, sin eufemismos reconoce la importancia de la clase trabajadora.

Respecto de que sea el próximo presidente de México debe decirse que es posible pero no probable. Desde el momento de ser incluido en la encuesta de MORENA, la posibilidad es real. El trabajo desempeñado haciendo franco contacto con la gente así lo indica. Otra posibilidad, remota pero no descartable, podría emanar del mismo Presidente de México. Conociendo el poderoso presidencialismo dominante en México, GFN podría ser el as bajo la manga de AMLO. Dada la sagacidad maquiavélica del “Peje” podría estar utilizándolo como elemento disuasivo frente a los yanquis, quienes desde 1988 impusieron a los presidentes neoliberales. “Si no aceptas o reconoces a mi ‘corcholata’, apoyaré a Noroña” podría ser el mensaje del Presidente para los gringos. Desafortunadamente para GFN, los yanquis ya tienen asegurado a su nuevo alfil neoliberal muy bien cobijados por AMLO, aparentemente. Claudia y Marcelo representan a la élite cultivada por Soros-Rockefeller.



Independientemente de que GFN participe en la anterior estrategia, su expresión “querido compañero Presidente” y aquella otra de “pierda o gane aceptaré el resultado” le convierten en un factor de unidad y en un convencido del proyecto de la 4T. Dicha lealtad, por cierto, no ha sido acrítica. En varios aspectos GFN ha señalado errores del Presidente. Su patriotismo frente a los yanquis; su valentía y claridad para decirle pan al pan y vino al vino frente a los delincuentes de cualquier tipo (Genaro Luna, Felipe Calderón, Fox, etcétera), son sin duda fortalezas que le han posicionado en un sector de la población.

Aunque la probabilidad de que GFN sea presidente es cero, él se ha ganado el derecho de ser tomado en cuenta después de la encuesta en MORENA y antes de dar resultados (6 de septiembre). Será necesario reunirse con las “corcholatas” para recomponer y mantener la unidad en el partido. De esa manera y esperando que ninguna “corcholata” se rebele, se reducirían 2 riesgos: el golpe de Estado y perder la mayoría en el próximo Congreso.

La encuesta será manipulada y arrojará el resultado deseado por el “Peje”. Y aunque no lo fuera ya nadie cree en las encuestas ni en los dirigentes partidistas. No obstante, debe destacarse la hazaña de Noroña, pues con mínimos recursos económicos logró despertar entusiasmo y (credibilidad) en muchos. Imagine sus alcances recorriendo todo el territorio nacional con más financiamiento y contando con el apoyo presidencial. Su triunfo sería arrollador.



Sería imparable por las buenas y de no aceptar acuerdos con la élite de esta país, esta le derrocarían con relativa facilidad. Desestabilizarían a México utilizando sus 4 grandes aliados: el INE, el Poder Judicial, el PRIAN y la derecha yanqui. Fieles a su naturaleza fascista contemplarían antes del derramamiento de sangre colectiva, el magnicidio, como lo hicieron con el candidato del PRI a la presidencia en 1994.

Tal vez alguien piense que el pueblo es invencible, que aguantará por ejemplo, el desabasto, la fuga de capitales, despidos masivos, cierre temporal de empresas, hiperinflación, paros patronales, demonización desde el púlpito, encarcelamientos facciosos y más tácticas de guerra sucia disponibles en el bagaje de los patrones y políticos neoliberales. Pero eso no es cierto: ningún corazón por grande que sea sobrevive sin alimento o permanece sano recibiendo balas. Aún con el corazón por delante, no se puede resistir sin empleo, sin dinero ni organización.

Es más, concediendo que lograra organizarse regionalmente en torno a líderes populares, dispuestos a dar la vida por la causa, ¿Cree usted que el Ejército (con generales capacitados en EEUU en la lucha contrainsurgente no lo masacrarían? Ya lo han hecho infinidad de veces por todo el territorio nacional (Aguas Blancas, Ayotzinapa, Acteal, Atenco, San Cristóbal, Tlatelolco, Jueves de Corpus, Nochistlán, Ayutla, El Charco, etcétera).



Lo anterior no significa derrotismo ni pesimismo. Es una interpretación de la realidad basada en hechos objetivos presentes y pasados que permite visualizar las posibilidades concretas que tienen los trabajadores de cambiarla a su favor. Si una clase conoce sus debilidades puede enfocarse en disminuirlas reforzando sus fortalezas.

Noroña no será Presidente simplemente porque las condiciones no están construidas. No lo quiere MORENA, no lo quieren los ricos, no lo quiere el Presidente y no lo quieren los gringos. ¿Puede el poder popular disperso crear las condiciones para sentarlo en la silla presidencial? Más claro aún, ¿podría un pueblo desorganizado, construir una candidatura independiente de los partidos? La respuesta negativa explica también por qué AMLO no pudo reformar a fondo el Poder Judicial, el INE o depurar las fuerzas armadas.

Mientras lo anterior no se cambie, jamás será presidente alguien auténticamente emanado del pueblo. Actuando como consumidores acríticos de los productos (candidatos) que nos ofrecen los partidos, no habrá democracia ni liberación reales. Hasta ahora son las cúpulas las que se reparten el poder para imponen una visión de país, en la cual ni siquiera creen.



Actualmente santos y demonios mienten con desparpajo a los 4 vientos generando división y polarización social. Por pragmatismo, voracidad de poder y avaricia viven en un juego de espejos donde los políticos simulan verdades y el militante que las cree.

Sin duda, para una buena parte de la población Noroña ha tenido un desempeño diferente y propuestas concretas. Llama la atención, por ejemplo, aquella de rehacer la Constitución prostituida por los neoliberales. Es el único que ha planteado tener el propósito de construir una nación incluyente con paz justicia, libertad y dignidad para todos, como la visualizaron los zapatistas en 1994.

Somos lo que hacemos y decimos. Si nos mantenemos “divididos seremos esclavos… Cualquiera que se asuma con orgullo parte de esta nación levantada por nuestros antepasados, independentistas, revolucionarios y por cada mexicano que diariamente trabaja sin explotar al otro, debiera asumir también el reto colectivo de unirse en la construcción de ese futuro imaginado por Zapata, Villa, Flores Magón, Juárez, Cuauhtémoc, Hidalgo, Morelos, Leona Vicario, Lucio Cabañas, los estudiantes normalistas, los zapatistas, etcétera.



Por lo pronto, en el circo de enfrente, terminó la simulada batalla de huipiles con la renuncia de Beatriz Paredes, eterna parásita del poder corruptor priista. ¿Qué o cuánto le ofrecieron? ¿Cuál mano “santa” meció la cuna?, ¿La derecha o la izquierda?

Ante tanto espectáculo grotesco y de humor negro ¿Habrá alguien con sentido común creyente de que serán los votantes quienes elegirán al próximo Presidente?

*…unidos estoy seguro que los batiremos” .General José de San Martín, héroe independentista argentino (1778-1850).