Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac
Se manifiestan los profes?

Nos desecharon porque ya no servimos; maestros jubilados exigen bono

- Mentores de la Seccin 56 indicaron que ni con el respaldo de Juan Nicols Callejas han logrado que les paguen lo prometido en 2007 - Sobreviven con pensiones de 5 mil y 6 mil pesos

Ignacio Carvajal Veracruz, Ver. 04/06/2009

alcalorpolitico.com

zProfesores jubilados de la Seccin 56, delegacin D-IV-I del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educacin (SNTE) se manifestaron en la Plaza de Armas para demandar el pago de un bono anual de 2 mil pesos y expresar su rechazo a la forma en que el sistema magisterial los ha relegado.

A la cabeza de la protesta iba el profesor Pedro Gonzlez Ros, acompaado de unos 60 profesores jubilados, pidi al Gobierno Federal y del Estado que se les otorgue el beneficio que fue prometido desde el 2007 y que a la fecha siguen esperando.

Lament que a pesar de que hay compaeros con ms de 40 aos al servicio del Estado y el sistema educativo, al final de su vida til, prcticamente, son desechados tanto por el gobierno como por la sociedad, que poco les reconoce su aportacin.

Hoy somos pocos en esta Plaza de Armas, apenas unos 50, pero tan solo en este municipio habemos 400 profesores jubilados que estamos en el abandono, muchos de nosotros no venimos porque estn enfermos, mal de salud, no pueden caminar y poco les alcanza el dinero que nos dan cada mes, por eso clamamos que nos hagan justicia con ese bono, manifest Gonzlez Ro.

La ltima manifestacin por esta causa record- la realizaron en la Capital del Estado, incluso, con la participacin del ex lder de la 32, ahora lder moral y ex diputado, Juan Nicols Callejas Arroyo, y ni as lograron respuesta favorable; solamente promesas.

La maestra Luz Lpez de Rangel, con 40 aos de servicio, al mes cobra 5 mil pesos como pensin, y no le alcanza, depende de sus hijos y est enferma. Su avanzado estado de salud no le permite trabajar, ve poco y no puede dedicarse para lo que estudi: dar clases. Dice estar muy satisfecha de haber impartido clases a miles de nios que ahora son personas; sin embargo, siente una profunda ingratitud con el sistema magisterial.

Cuando ya no podemos dar clases, nos desechan como si no sirviramos, nos dan una pensin miserable y nos quitan muchas prestaciones que en estos tiempos podran ser de gran apoyo, coment.

Los inconformes fueron atendidos por el regidor de Educacin, Juan Alberto Salas, quien les ofreci llevar su peticin al Gobierno del Estado.