Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac
Si el derecho no se conoce, no se ejerce y se atrofia: Emilio Gidi

Ombudsman de la UV llama a universitarios a ejercer sus derechos

Edgar Onofre Xalapa, Ver 22/04/2007

alcalorpolitico.com

El ombudsman de la Universidad Veracruzana (UV), el exrector Emilio Gidi Villarreal, llamó la semana pasada a los universitarios de todas las regiones a conocer y ejercer los derechos que les confiere la legislación universitaria. “Derecho que no se conoce, no se ejerce, y si no se ejerce, se atrofia”, explicó el defensor universitario.

Aprobada su creación por el Consejo Universitario General (CUG) apenas en noviembre del año pasado, la Defensoría de los Derechos Universitarios encabezada por Gidi Villarreal ya ha recibido, atendido y resuelto de forma favorable –las más de las veces mediante la conciliación y buena voluntad– numerosas solicitudes, además de que está por realizar una propuesta al CUG para que sea aprobado el reglamento interno de la Defensoría.

El defensor universitario añadió que tiene la esperanza de que los universitarios sientan que en el supuesto caso de que la autoridad cometiera una arbitrariedad, existe un organismo que brindará un sólido respaldo a su inconformidad. “Apenas surgió la noticia de que se creó el ombudmsan de la UV y automáticamente algunas personas recordaron un problema que estaban enfrentado y buscaron plantear el problema al ombudsman”, explicó.

Gidi Villarreal explicó que si bien la observancia de las recomendaciones que pudiera emitir la Defensoría a su cargo no es de carácter obligatorio, las autoridades que decidieran no atender las recomendaciones deberán justificar por escrito sus razones para desestimarlas. “No se trata de no cumplirla y ya, sino que existe la obligación legal de decir por qué no se cumple y el defensor tiene derecho de reportar al superior jerárquico el incumplimiento si considera que es infundado. Eso obliga a la autoridad a analizar las recomendaciones con más cuidado”, añadió.

Además, otra ventaja de la Defensoría de la UV es que “tiene la facultad de actuar de oficio, la cual va a aprovechar. Ya tengo varios temas sobre los cuales hacer estudios y proposiciones a la autoridad, principalmente de carácter normativos. Ese derecho que el estatuto nos da, de actuar sin que nadie nos lo pida, sino por la consideración de la Defensoría de que es necesario tomar una determinada acción, trae como consecuencia un campo muy vasto de acción para el organismo”.

El organismo empezó a trabajar de manera formal en enero de este año y hasta el momento ha logrado resolver algunas quejas sin necesidad de recurrir a procesos formales. Esto, en opinión del defensor universitario, representa una importante ventaja para el organismo: “No tiene por qué ser una confrontación, desahogar una solicitud puede ser de forma conciliatoria y ya lo hemos puesto en práctica. Hemos tenido experiencias en que existe una queja, llamamos a la autoridad por teléfono y se resuelve satisfactoriamente sin tener que abrir un expediente y convocar testigos”.

Emprende Defensoría amplio trabajo de difusión

Toda vez que tanto en la UV, como en el resto de las universidades y, en general, en la organización social de nuestro país, un grave problema lo representa el desconocimiento de los derechos, el Defensor de los Derechos Universitarios se dio a la tarea de difundirlos en cada una de los campus de esta casa de estudios. Para ello, se han tirado miles de trípticos que serán repartidos en cada facultad, al tiempo que ha sostenido y sostendrá entrevistas personales con estudiantes y académicos de todas las regiones.

“El primer problema que se enfrenta en la UV es el desconocimiento casi total de los derechos que corresponden, sobre todo, por parte de los estudiantes. Siempre ha habido desdén por las normas, se le ve engorroso y burocrático. Es muy frecuente que la forma de actuar de las autoridades medias universitarias, directores de facultades o consejos técnicos, actúen más a su criterio que apegados a la norma jurídica que tienen la obligación de cumplir, mientras que los muchachos no saben que se está violentando su derecho”, explicó el Defensor universitario.

También dio a conocer que existen experiencias positivas de Defensorías en otras universidades públicas y autónomas del país y que, incluso, existe una red de defensorías universitarias que agrupa universidades del país y el extranjero y a la cual Gidi Villarreal ha solicitado ya su incorporación. No obstante, “debe preocuparnos la solidez que pueda lograr la Defensoría de la UV y, en este sentido y de momento, considerando que empezamos formalmente en enero, el número de expedientes formales abiertos y casos atendidos sin que sea necesario abrir un expediente, ya justifican con fuerza a la Defensoría”.

Asimismo, Gidi aseguró que la autoridad universitaria ha sido totalmente respetuosa de la Defensoría, aún cuando “en ocasiones no le ha ido bien”, lo que demuestra que de manera alguna el organismo defensor actuará como comparsa de las autoridades. Esto, aseguró, será demostrado “con la práctica; es la única forma de demostrarlo: con la actitud del defensor, con el tipo de recomendaciones que emita, con los altos que ponga frente a las posibles intervenciones de la autoridad universitaria”.

Conozca al Ombudsman:

Emilio Gidi Villarreal

Licenciado en Derecho (UV, 1963). Especialista en Derecho Fiscal (UV, 1979). Maestro en Administración Pública (1990). Juez 1o. Municipal de Xalapa (1964). Juez 3o. de 1a instancia (1965). Jefe de la Policía Judicial del Edo. (1965-1967). Jefe del Departamento de Extensión Universitaria (1967-1968). Magistrado Supernumerario del Tribunal Superior de Justicia (1968-1971). Magistrado numerario de la 4a Sala del Tribunal Superior de Justicia (1972 - 1974). Director de Industria, Comercio y Estadística ( 1974 - 77 ). Magistrado Presidente del Tribunal Fiscal del Estado (1977/1981 - 1984); Secretario General del Instituto Nacional de Investigación sobre Recursos Bióticos ( 1984 - 1985 ). Director del CEPES (1979-1975). Magistrado Numerario de la 1a.Sala del Tribunal Superior de Justicia (1989). Magistrado Presidente del Tribunal de lo Contencioso Administrativo (1990-1992). Secretario General (1977-1980) y Rector de la UV (1992-1997).

Hable con el ombudsman desde cualquier campus:

Correo electrónico: [email protected]

Teléfono: (228) 8415920