Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Nacional

Pensar en frenar el apagón analógico es ir en un contrasentido: Zoé Robledo

Se trata de un mecanismo igualador social, pues la población más vulnerable es quien está recibiendo los apoyos del Estado

Ignacio Arellano Mora M?xico, DF. 11/11/2015

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
El presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, Zoé Robledo, reiteró que antes de tomar cualquier decisión sobre la Transición Digital Terrestre (TDT) y el apagón analógico, era necesario que en el Senado se dijera y se puntualizara a detalle “el extraordinario esfuerzo público que traerá beneficios en términos de competencia y mejores y más baratos servicios en telecomunicaciones”.

El senador Zoé Robledo encabezó el “Foro de consulta para conocer los puntos de vista de los sujetos obligados por la reforma en materia de telecomunicaciones” cuyo propósito fue exponer las diversas perspectivas y posturas de los involucrados antes de comenzar el dictamen de las iniciativas sobre apagón analógico.

“Nadie podría estar en desacuerdo con eso, yo lo único que diría es que quizá eso lo debíamos haber hecho antes, pero sin duda, pensar que eso deba frenarse es ir en un contrasentido, lo que buscamos nosotros es generar espacios para soluciones de problemas y que esas soluciones sean con información simétrica”, sostuvo.



El legislador del PRD estuvo acompañado de la subsecretaria de Planeación Evaluación y Desarrollo Regional de la Secretaría de Social, Vanessa Rubio Márquez; la subsecretaria de Comunicaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Mónica Aspe; y Gabriel Contreras, el presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, quienes informaron sobre el estado del proceso de TDT.

Vanessa Rubio afirmó que el apagón analógico representa una oportunidad para proteger a la población más vulnerable en la transición digital y se trata de un mecanismo igualador social, pues la población más vulnerable es quien está recibiendo los apoyos del Estado para acceder a una mejor calidad de servicios.

En el caso de la SEDESOL, explicó que se definió la lista de beneficiarios a través de la base de datos utilizada en otros programas sociales, sin embargo, por la falta de precisión en los domicilios se tuvo que depurar el listado llegando de 12.6 millones a 9.7 millones de hogares.



Añadió que la SEDESOL ha operado 8.4 millones de notificaciones a hogares beneficiados, lo que habla de que la dependencia está cumpliendo en tiempo y forma.

Por su parte, Mónica Aspe señaló algunos de los beneficios de la TDT para la población de escasos recursos como el acceso a mejores servicios con más programación y más competencia, así como a la telefonía e internet móvil.

Reconoció que si bien hay población que no está lista para el apagón analógico, es porque no ha tomado la decisión de atender este tema, pero la SCT está comprometida a cumplir su función.



Reconoció que la TDT no ha sido fácil para los sujetos obligados pero es fundamental avanzar en este proceso e informó que la SCT ha notificado al IFT sobre la penetración en al menos el 90 por ciento de los hogares de escasos recursos en las zonas de cobertura de 305 estaciones.

En este proceso, resaltó el cuidado para mantener la unicidad del beneficiario pues hay un gran porcentaje de personas que quieren recibir más de un televisor y la única forma de evitarlo es tener un registro confiable y cuidando los datos personales.

Pues valiente foro



Mientras tanto, Javier Lozano Alarcón, acompañado por los senadores Mariana Gómez del Campo y Jorge Luis Lavalle Maury, precisó, “hicieron aquí su club de Toby en RTC. En lugar der haber hecho una reunión entre Comisiones Unidas, las que teóricamente tendríamos que dictaminar”.

Por ciento, agregó, “el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Enrique Burgos, no nos ha citado a Comisiones Unidas para discutir el tema― y ahora RTC hace su propio foro. Foro solamente con autoridades y no con afectados, pues valiente foro”.

Más adelante, agregó, “pero ya que se están refiriendo a las cifras, déjenme decirles: ¿saben cuál era…? Bueno, en primero lugar: el padrón ―el que quiera el padrón, yo se lo entrego, está en mi oficina. Es de 14 millones 300 mil hogares. Es el padrón oficial obtenido vía transparencia de la Secretaría de Desarrollo Social, ¿ok?”.



Se preguntó, “¿Cuál era la cifra inicial del programa de entrega de televisiones? ¿Recuerdan? 12 millones 700 mil televisiones. Eran 12,700. ¿Cuándo baja a 9,400? El 30 de enero de este año, cuando Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito Público, anuncia un recorte presupuestal, entre otros conceptos, se van contra las televisiones y dice: “Pasamos de 12.7 a 9.4”.

Recordó que en aquella plenaria del Grupo Parlamentario de Acción Nacional se dijo: “aquí, una de dos: o le sobraban 3 millones 300 mil televisiones que iban a entregar para fines electorales o les van a faltar 3 millones 300 mil televisiones para llegar al 90 por ciento. Y eso fue lo que pasó: se cayeron a 9,400”.

Ahora, en los últimos días subió a 9,700 por arte de magia. “Yo hasta puse un tuit con los comparativos de las notas”, indicó.



Entonces, precisó, “el padrón es de SEDESOL: 14 millones 300 mil hogares y lo más que van a entregar son 9 millones 700 mil televisiones”.

“¿Qué puede hacer la gente? Pues mira, salvo los que puedan reclamar que les tocaba y no les tocó, y que entonces es evidente que si van a poner mesas después de Año Nuevo es porque no alcanzaron a entregar las televisiones. Eso va a pasar en Chiapas, en Oaxaca, en Guerrero y buena parte de Puebla. ¡Hombre, se las cantamos!”, acotó.

Señaló, “pero qué tal se dedicaron a distribuir las televisiones a quienes tenían que distribuir para fines político-electorales. Si por una despensa compran un voto, imagínate por una televisión. Y eso fue lo que hicieron estos angelitos y por eso estamos en las que estamos”.



Recordó, “la cifra inicial de televisiones a ser entregada era de 12 millones 700 mil y los invito a que chequen la hemeroteca para que vean cuál era el programa y lo bajaron a 9,400 y ahorita a 9,700. Es la danza de las cifras, ¡hombre! No están preparados”.

Lo que puede hacer la gente, dijo, “desafortunadamente no tienen un instrumento jurídico con el cual puedan actuar. No sé si algún tipo de acción colectiva, pues un amparo ¿contra qué? Contra una aplicación ¿de qué naturaleza?, porque lo que nosotros estábamos buscando es que convivieran las dos señales: la analógica con la digital mientras más gente migra a la televisión digital”.

Es un poco como cuando existía televisión en blanco y negro y a color: pues los que tenían televisión en blanco y negro la siguieron viendo así por mucho tiempo y los que ya tenía la de a color, pues qué bueno.



“Ahorita, el que tiene solamente una televisión analógica en su casa, que además en muchos hogares tienen promedio de 2.8 televisiones, ninguna de ellas va a servir, no van a poder ver absolutamente nada y la transición digital sigue. ¿Para quién sigue? Para los que tenemos el privilegio de comprarnos una televisión de esas características”, concluyó el senador Javier Lozano.