Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Ante presiones...

Pepe Yunes explica su rechazo a Reforma Eléctrica; por potenciar a CFE, dañarán al país

- La Comisión hoy no puede competir con privados en producción de energía

- Genera 36% de electricidad del país y le cuesta el doble por su tecnología obsoleta

- Sin particulares, se tendrá que invertir más en CFE, quitando dinero a salud, obras y campo

- Luz se encarecerá y Gobierno deberá “maquillarlo” con subsidio de nuestros impuestos

Jos Topete Xalapa, Ver. 15/04/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
El diputado federal, exsenador y excandidato del PRI a la Gubernatura de Veracruz, José Yunes Zorrilla, advirtió que de aprobarse la Reforma Eléctrica que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador, sería inminente el encarecimiento de los costos de producción de la electricidad en México.

En entrevista, el priista agregó que ante dicho escenario el Gobierno tendría que “maquillar superficialmente” las tarifas mediante subsidios, restando recursos a rubros que ya están desatendidos como la Salud, infraestructura y el campo que, en su opinión, “cada vez está más abandonado”.

Apenas este jueves, ciudadanos en Coatepec se manifestaron para exigir al legislador votar a favor de la reforma, argumentando que de esta forma se fortalecerá a la CFE para que genere el 54 por ciento de la energía que consumen los mexicanos y se mantendrían “tarifas bajas y justas”. También en Perote se reunieron algunos ciudadanos con diputados de MORENA para hacerle la misma petición al Legislador del PRI.

Al subrayar que pese a la movilización de los ciudadanos su voto será en contra, Yunes Zorrilla también rebatió dichas conclusiones y proyectó que, además de encarecer el servicio, la enmienda comprometería todavía más el presupuesto del país y ahuyentaría a inversionistas.

“Las presiones financieras al sector público serán aún mayores a las existentes. No olvidemos que en dos años se acumula un déficit cercano al billón de pesos”, formuló el priista.

Yunes Zorrilla arguyó que en su carrera política se ha conducido “más allá de tintes partidistas".

“Cuando analizo iniciativas que tenían un costo político ante la opinión pública pero que eran necesarias para el sostenimiento del aparato público, no dudé un momento en apoyar al Gobierno, como en 2009 lo hice al avalar modificaciones al sistema tributario, mismas que se tradujeron con posterioridad en infraestructura para la región que hoy represento”.

En opinión del Diputado en la Cámara baja y expresidente de la Comisión de Hacienda en el Senado, aunque en el cabildeo se ha buscado incorporar propuestas del PRI y de la coalición “Va por México”, la reforma de López Obrador “no modifica en sí lo toral” del sector y representa “un retroceso desde diversos puntos de vista”.

“Uno de los principales tiene que ver con la cancelación de los contratos de suministro de energía generada por el mercado mayorista hacia la CFE, que en la actualidad sólo produce el 36% de la carga energética necesaria para el país, con costos de producción cercanos al doble de lo que representa para el sector privado producir la que actualmente proveen, debido principalmente a lo obsoleto de la mayor parte de la tecnología con la que actualmente cuenta la CFE”.

“Al eliminar dichos contratos, la producción debe ser asumida con los costos de producción actuales, lo que se traducirá en incrementos al consumidor final. La única forma de maquillar superficialmente las tarifas sería subsidiándolas desde el erario público, pues con el actual déficit que enfrenta la CFE, superior a 14 mil millones de pesos, es obvio que para incrementar su capacidad de generación implicaría aumentar su presupuesto, restándoselo a rubros que de por sí están profundamente desatendidos, es decir, menos abasto médico, menos inversión en infraestructura de la que de por sí se carece, menos apoyo para un sector campo que cada vez está más abandonado”, declaró.

Para Yunes Zorrilla, suspender los contratos con los mayoristas del sector privado, no sólo pone un freno al desarrollo del sector, del que existen claros registros de mejoría a lo largo de los últimos años, sino que desalentará aún más la inversión particular en el país.

“Cada vez menos empresas llegarán a invertir al percibir que sus costos de producción serán mayores a los de otras economías. La crisis económica derivada de la pandemia global debe suponer que para reactivar es preciso alentar que los inversionistas apuesten por nuestra economía, no a la inversa”, añadió.

Finalmente, expuso que uno de los rubros más preocupantes es que la apuesta de inversión del sector privado fue la creación de plantas generadoras de energías limpias, acorde a la Ley de la materia que impulsaba que para 2024 por lo menos la tercera parte de la energía producida y consumida en México fuera generada por estas alternativas.

“Al aprobar la Reforma se alentaría la producción que sostiene actualmente a la CFE, derivada de plantas termoeléctricas o de producción por la combustión de combustóleo o carbón, lo que sería una regresión en un momento histórico en el que los países modernos impulsan energías limpias como alternativa a sus consumos propios y la comercialización”, concluyó Yunes Zorrilla.