Ir a Menú

Ir a Contenido

Permite observación satelital mejorar la distribución del agua

Edith Escal?n Xalapa, Ver. 27/08/2006

alcalorpolitico.com

Las técnicas de observación satelital, que analizan a través de percepción remota las condiciones y características de la superficie terrestre, pueden ayudar a determinar la demanda de agua que existe a nivel regional, y mejorar así su distribución, aseguró Ghani Chebouni, especialista en bioclimatología y teledetección espacial del Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD, por sus siglas en francés).

En la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU) 2006, organizada por la Universidad Veracruzana, el investigador francés aclaró que las técnicas de percepción remota no deben reemplazar las observaciones en el terreno, pero sí representan un apoyo para los gobiernos y dan un valor agregado a los diagnósticos de campo.

Dijo que en Francia, por ejemplo, la observación satelital ha permitido analizar el cambio en el uso del suelo y determinar la extensión de las zonas agrícolas y ganaderas, así, a partir de otros parámetros científicos, las autoridades han podido calcular la cantidad de agua que esas regiones necesitan para subsistir.

Chebouni aseguró que con estas técnicas ha sido posible mejorar la distribución por zonas, aprovechando al máximo el recurso hídrico y optimizando los tiempos y costos que estas acciones implicarían de manera tradicional: “Antes teníamos que mandar a técnicos de campo a realizar las observaciones in situ, ahora la tecnología nos permite eficientar recursos humanos y materiales”.

En cuanto a las condiciones que pueden ser analizadas vía satélite, el científico francés mencionó la precipitación, la cantidad y calidad de agua en los cuerpos de agua (ríos, mares, lagunas, humedales, etc.), su profundidad, los índices de la evapotranspiración que da lugar a la lluvia, así como algunos procesos subterráneos, a partir de la observación con microondas.

Añadió que la teledetección también permite apoyar con una serie de datos la gravedad de problemas generados por sequías, inundaciones, huracanes, derrames petroleros, y otros eventos que son difíciles de observar con una visión amplia desde la tierra.

Finalmente, alentó a la comunidad científica y llamó al gobierno mexicano a aprovechar las ventajas de esta tecnología, que dijo, también está al alcance de los mexicanos.