Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Poco ético que policías utilicen cámaras personales en escenas de crimen

En Estados Unidos esta práctica ha hecho que muchas pruebas sean rechazadas durante los juicios orales: Ramón Rivera

Elizabeth Balderas Coatzacoalcos, Ver. 01/03/2016

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Es poco ético que las autoridades policiales utilicen sus celulares en las escenas del crimen, aseguró el investigador forense de El Grove en California, Estados Unidos, Ramón Rivera.

Indicó que el uso de aparatos personales en las escenas no debe ser permitido. En Estados Unidos esta práctica, comentó, ha hecho que muchas pruebas sean rechazadas durante los juicios orales.

“Es recomendable que no usen celular porque ha pasado que cuando estás en la corte se ve el contenido personal y eso ha hecho que se rechacen pruebas en los juicios orales.



Además, es antiético porque luego pueden utilizarse para fines no laborales.

Allá en los Estados Unidos tenemos un programa donde se ponen todas las fotos capturadas en una escena y cuando alguien las va a ocupar, te marca quién entra, si lo modifica, dónde lo abrió, a qué hora, si le sacó copia, todo”, aseguró.

En su visita a Coatzacoalcos para impartir un curso de fotografía forense a alumnos del Instituto Forense de Investigaciones Latinoamericanas (IFIL), dio a conocer que muchas veces no importa si se tienen equipos baratos o caros para tomar testigos gráficos, sino tener la técnica correcta para tener una buena evidencia.



La fotografía forense, explicó, es igual de valiosa como las pruebas que se recolectan en el lugar de los hechos.

Es importante, dijo, tomar la documentación de una escena del crimen desde los diferentes ángulos para enfocar la escena de formar correcta y tener todos los ángulos.

“Es importante tomar una buena foto, la fotografía en los juicios orales es igual de importante que la evidencia física, si tengo una pistola o un cuchillo con sangre y si tengo fotos, éstas valen lo mismo porque los jueces quieren ver todo lo que se vio en la escena del crimen”, declaró.



Con base a su experiencia, rescató que él a veces llega a tomar hasta 300 fotografías en un solo lugar, pero finalmente se eligen las mejores.

Ramón Rivera explicó que, aunque se tenga una cámara “pastelera” o la cámara más sofisticada, lo importante es tomar los detalles para incluso poder ver cosas que en tiempo real no pudieron detectarse.

“Sí hemos perdido casos porque no hay fotografías buenas o muchas, a veces toman dos o tres y están mal o borrosas y no se puede hacer nada con eso, si algo se olvida se pueden apoyar con la fotografía. Lo que se debe de hacer es periódicamente capacitar al policía, pero también desde la escuela capacitar a los estudiantes para que cuando salgan a campo hagan las cosas bien”, finalizó.