Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevenir salva vidas
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Por red de pederastia, falta que caiga Yunes Linares y otros, declara Lydia Cacho

- Tras detención de Mario Marín, la periodista dijo que faltan por ser aprehendidos distintos políticos

- Involucra al Exgobernador de Veracruz en red de trata de niños y lavado de dinero

De la Redaccin Xalapa, Ver. 05/02/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Luego de la detención del exgobernador de Puebla, Mario Marín, por el delito de tortura, la periodista Lydia Cacho advirtió que falta por detener a otros personajes de la política que participaron y protegieron la red de pederastia y lavado de dinero que ella denunció desde 2005, personajes entre los que incluyó al exgobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares.

En entrevista radiofónica con la periodista Denise Maerker, Cacho involucró al panista en la red dedicada a la trata de niñas y niños.

“En la segunda ronda (de mi caso), digamos, falta Miguel Ángel Yunes Linares, Emilio Gamboa Patrón (exsenador y exdiputado priísta) y todos los demás que permitieron que una red de esta naturaleza pudiera tener la magnitud que tiene, incluso con recursos ocultos y ya develados en Andorra y en Ginebra (Suiza).



“Es decir, el vínculo de lo que yo escribo en Los Demonios del Edén que es el blanqueo de capital con lavado de dinero, junto con la trata de niñas y niños, la compraventa de pasaportes falsificados para poder llevar a estas niñas de un lugar a otro”, dijo.

De acuerdo a la periodista, ahora se busca demostrar ante la ley quiénes fueron capaces de fortalecer una red criminal con poder internacional.

Recientemente, el llamado “Gober Precioso”, Mario Marín Torres, fue detenido por la Fiscalía General de la República en Acapulco, Guerrero.



Al exgobernador, al empresario José Kamel Nacif y al exsubsecretario de Seguridad Pública de Puebla, Hugo Adolfo Karam Beltrán, se les señala el presunto delito de tortura en agravio de Cacho, por hechos ocurridos en 2005.

En aquel año, la periodista fue detenida el 16 de diciembre en Cancún, Quintana Roo, por la Policía Judicial de Puebla, por los delitos de difamación y calumnia tras haber publicado Los demonios del Edén. Sin embargo, logró ser exonerada de dichos delitos.

Sin embargo, Cacho abandonó la cárcel bajo caución y pudo enfrentar el proceso en libertad. El 17 de enero de 2006 la periodista fue exonerada de los delitos.



“Llevo 14 años buscando justicia por haber sido torturada por este cómplice de redes de pornografía infantil”, publicó la periodista de redes tras la reciente captura del exgobernador.

Ahora, en entrevista con Denise Maerker, dijo que se trabaja con el Gobierno del Líbano para que sea detenido y extraditado Kamel Nacif y también se busca a Karam Beltrán “que fue uno de los que orquestó toda mi detención arbitraria”.

Lydia Cacho aseguró que se ha logrado evidenciar jurídicamente, legal y periodísticamente la participación de diversos exfuncionarios en la red criminal.



“Falta (por ser detenida) clase política cómplice; no hubiera sido posible todo esto sin la participación de gobernadores como Joaquín Hendricks Díaz (exgobernador de Quintana Roo), como el Exgobernador de Chiapas, como el Exgobernador de Nuevo León, es decir, todos ellos que han sido consumidores de prostitución forzada, que han estado presentes en las fiestas y estuvieron presentes a lo largo de los años en las fiestas con estos sujetos”.

“A quienes les pagó Kamel Nacif sus campañas políticas, que eso hay que recordarlo, Kamel Nacif tenía comprados senadores, diputados, gobernadores y alcaldes”, dijo.

Criminales, advirtió ponían dinero para pagar campañas y esas campañas permitían que ellos siguiera el ciclo de explotación, corrupción y lavado de dinero en distintos países.



Desde 2005, cabe señalar, la periodista acusa que el exgobernador Yunes Linares está involucrado en el caso del empresario libanés Jean Succar Kuri, actualmente preso por el delito de pornografía infantil y abuso sexual en contra de siete menores, aunque todavía espera una nueva sentencia debido a que un Tribunal tiró en 2020 la condena de 112 años en su contra.

Según ha acusado Cacho, víctimas han señalado a Yunes como “amigo cercano” de Succar Kuri.

"Las niñas dijeron a la PGR sobre Yunes, lo describieron físicamente, lo refirieron como un político, como amigo cercano de Succar", aseveró en 2006.