Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevenir salva vidas
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Por respeto a los difuntos, Iglesia católica dejará de permitir la cremación: Arzobispo de Xalapa

Se autorizó a los fieles en 1963, pero se ha prestado a abusos a las cenizas; pidió que se tenga respeto por el cuerpo humano

Ariadna Lezama Palma Xalapa, Ver. 30/10/2016

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Durante la homilía del domingo, el arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, señaló que, por respeto a los difuntos, la Iglesia católica ya no permitirá la incineración que en 1963 se había autorizado a los fieles.

Destacó que están decisión se debe a que la incineración se ha prestado a ciertos abusos por parte de las personas con los restos de sus difuntos.

"Se presta para ciertos abusos, por ejemplo, que alguien quiere tener las cenizas y si son 12 hermanos, hacen 12 frascos y cada quien se lleva su frasquito de las cenizas de su difunto, o también que ya los metieron en un anillo y prenda de vestir y caen en cosas que no son cristianas, que tienen un afecto pero que no están llevando la esperanza en la resurrección. Desde 1963 se dijo que estaba permitida la incineración siempre y cuando no fuera contra la fe".



Incluso, lamentó que hoy en día la delincuencia tampoco tenga respeto por los cuerpos de los difuntos, pues no conforme con arrebatarle la vida a una persona, los despedazan o tratan de desaparecer sus restos quemándolos, para que no haya rastros de ellos, lo cual no permite que se les dé cristiana sepultura.

Ante ello, pidió respeto hacia el cuerpo humano, pues dijo que se trata del templo del espíritu santo.



"Asesinados, ejecutados que los despedazan, mandan la cabeza por un lado, partes del cuerpo por otro, eso hemos estado viviendo, eso es una falta de respeto al cuerpo humano. Si ya lo asesinaron ya déjenlo ahí, que le den cristiana sepultura, pero muchos tratan de incinerarlos para que desaparezca todo rastro y los meten en gasolina, diésel, entonces debemos tener una sensibilidad más adecuada, respeto al cuerpo humano porque es templo del espíritu santo".

El arzobispo reiteró que lo mejor es sepultar a los difuntos en una tumba, meterlos en un féretro o caja, hacerles las ceremonias propias de despedida y ahí dejarlos e ir con la oración durante todo un año como parte del duelo.



"Nuestra alma está unida al cuerpo y nos aguarda una morada en el cielo. Allá están nuestros difuntos, está su espíritu, está su alma, su cuerpo está en la tierra esperando el día feliz de la resurrección".

En otro tema, se congratuló que cada vez mas se recuperen las tradiciones mexicanas y no se celebren otras costumbres, como el Halloween, el cual, dijo, es una práctica pagana.

"Me da mucho gusto ver que ya están dejando esas cosas del llamado Halloween, que por lo que se se va descubriendo son prácticas de otros países y son prácticas paganas y a veces hasta satánicas".