Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Durante septiembre

Por sólo mil 150 pesos, veracruzanos pueden firmar testamento ante Notario

- Colegio de Notarios arrancó campaña por el Mes del Testamento

- Normalmente cuesta más de 2 mil 500 pesos; no hay que esperar a estar enfermos

- Mediante DIF, personas de escasos recursos pagarán sólo 172 pesos este mes

Jos Topete Xalapa, Ver. 07/09/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos


Todo septiembre es el Mes del Testamento. Por ello, la Secretaría de Gobierno, a través de los notarios, contribuye a la certeza y seguridad jurídica con este documento para la transmisión del patrimonio familiar por vía hereditaria, así como para preservar la unidad de las familias mexicanas.

El Colegio de Notarios de Veracruz inició una campaña para hacer conciencia de que, mediante el testamento, las personas pueden decidir de manera libre, ordenada y pacífica, a quién destinarán sus bienes.

En entrevista, Manuel Díaz Rivera, titular de la Notaría 30 con residencia en Emiliano Zapata, explicó que en este mes el costo del documento oscila en los mil 150 pesos, lo representa una baja en los precios que se presentaron el año pasado o el ordinario, que es superior a los 2 mil 500 pesos.



Díaz Rivera indicó que, primeramente, de manera jurídica el testamento es un acto personalísimo, revocable, libre, en un solo acto por el que una persona capaz dispone de sus bienes y derechos.

Además, contribuye a evitar que haya problemas entre la familia por los bienes del testador ante su fallecimiento.

Explicó que una persona puede heredar bienes y derechos a título universal o específico, nombrar beneficiarios de cuentas de banco o pólizas de seguros, reconocer hijos y deudas, dejar alimentos a acreedores alimentarios, declarar o cumplir deberes, nombrar tutores y ejecutores especiales, poner condiciones suspensivas y resolutorias y disponer la creación de fideicomisos y tipos asociativos, así como fundaciones.



El notario mencionó que, a diferencia de una donación, un testamento da mayor certeza legal a los ciudadanos.

“Nosotros lo podemos revocar las veces que queramos, lo podemos modificar las veces que queramos, seguimos siendo dueños de los bienes e incluso los podemos vender si es necesario o es nuestro deseo”, detalla.

El notario destaca que, si bien es cierto que pueden existir conflictos entre la familia tras una sucesión y a la muerte del testador, la ley es clara en señalar que el albacea es quien tiene la posesión de los bienes.



“Quienes se creen con derecho tienen una acción procesal que es la acción de petición de herencia y son diez años posteriores a que se haya abierto la sucesión”.

Al testamento, agrega, se le tiene que dedicar el tiempo necesario y tomarse muy en serio el trámite, máxime que el gasto impacta a unos más que a otros.

“Hacer doble gasto no tiene caso. Hay que dedicarle el tiempo suficiente para que ese testamento tenga la voluntad exacta de lo que queremos. La podemos cambiar, la podemos revocar pero es un gasto cada vez que lo hagamos entonces es mejor hacerlo con calma y paciencia y darle tiempo para leerlo y analizarlo y cambiar lo que haga falta”.



Y es que dentro del programa "Septiembre, mes del testamento", el costo actual es de mil 150 pesos con impuestos incluidos, que aplica sólo a testamentos universales.

Cualquier otro tipo de testamento fuera del programa tiene un precio de 2 mil 500 más impuesto; pero eso no es todo, pues a través del DIF Estatal y Municipal, las personas de escasos recursos solamente pagarán 172 pesos en septiembre y 344 en otra fecha.

Díaz Rivera llamó a no esperarse a estar enfermo para hacer un testamento, pues se requiere que sea una decisión reflexionada que evite los conflictos futuros.



Al respecto, recordó que durante la pandemia, varias personas enfermas de coronavirus COVID-19 solicitaron de manera urgente la presencia de notarios en los hospitales para heredar sus bienes y aunque al principio se podía dar la asistencia en las áreas covid, posteriormente se prohibió el ingreso, por lo que fue necesario que fuera redactado de manera autógrafa o a través de un tercero.

Sin embargo, este proceder tiene el inconveniente de que luego es necesario elevarlo a formal testamento, llamar testigos y demás, lo que complica tramitar la última voluntad del testador.

“Que lo hagan con calma, pensado, con toda la serenidad y que sirva para evitar problemas entre sus seres queridos”.