Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

“Prácticamente estamos aquí en la calle", dicen familias que perdieron sus hogares por rayo

- Familias de la Reserva 3, en la ciudad de Veracruz, señalan que han recibido apoyo de la población

- Sólo los niños van a dormir con vecinos, ellos cuidan por las noches las pertenencias que les quedan

Alejandro vila Veracruz, Ver. 27/08/2018

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Balbina Barreda Romero, vecina que perdió su negocio, una talachera y su vivienda en el incendio de la Reserva 3 hace casi una semana, en la calle Primavera, entre Isote y 10 de Febrero, en la ciudad de Veracruz, comentó que han recibido el apoyo de mucha gente que les ha donado ropa, calzado, comida, madera y láminas.

"Ahorita lo que más nos hace falta son las cosas de adentro, artículos para el hogar, estufas, tanques de gas, una mesita, unas sillas, camas. Eso es lo que ahorita ya nos hace más falta. También necesitamos ropa interior, casi no hay", manifestó.

Cabe recordar que la madrugada del pasado 22 de agosto comenzó un incendio que acabó con los hogares de estas personas. Presuntamente el siniestro inició debido a la caída de un rayo.



Declaró que algunas viviendas poco a poco las han ido levantando y han sido únicamente los afectados quienes se ayudan entre sí para reconstruir casa por casa, de las 9 que se perdieron.

"Entre nosotros hacemos una, la levantamos y luego nos vamos para hacer otra y así estamos", refirió.

Por su parte, Reina Julián Miguel, quien vivía con 8 personas más en su hogar, dijo:



"Ahorita estamos aquí todo el día, a veces cuando viene la lluvia nos vamos al techito del vecino. Ahorita que se terminó de hacer el techito, pues ya anoche nos fuimos para allá, pero prácticamente estamos aquí, en la calle", declaró.

Expuso que durante la limpieza de los daños ocasionados por el incendio, se llevaron hasta el piso que estaba cuarteado, por lo que también solicitan apoyo con sacos de cemento para echar nuevo piso; así como cables para volver a bajar la luz.

Para culminar, dijo que estos últimos días, los únicos que van a dormir a casa de los vecinos son los niños, pues ellos se quedan a montar guardia para cuidar la madera, láminas y víveres que les han regalado, ya que aseguran que no faltará alguien que se quiera aprovechar de su situación.