Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Presentan queja contra la Policía Ministerial por violación a derechos humanos

- Exagente Wendy Rodríguez acusa malos tratos, amenazas, hostigamiento y acoso laboral

- La pasaron de Xalapa a la Sierra del Totonacapan para obligarla a renunciar

- No tenía descanso, tiempo para comer ni vacaciones; no recibió prestaciones de Ley al dejar la corporación

Jos Topete Xalapa, Ver. 15/08/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Servidores públicos de la Fiscalía General del Estado (FGE) habrían violado los derechos humanos de Wendy Rodríguez Rivera, expolicía ministerial, quien llegó hasta la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) para presentar su queja y le sea reconocida la calidad de víctima con la finalidad de contar con asesoría jurídica y atención psicológica especializada.

La afectada entregó un documento en las instalaciones de la Comisión, donde entre otras cosas refiere que mientras se desempeñaba en su cargo de Policía Ministerial Acreditable, fue concentrada a las oficinas de la Delegación Regional zona centro Xalapa, asignándole un horario de 12 horas corridas de 9 de la mañana a 9 de la noche, sin tiempo para comer, de lunes a domingo, sin ningún tipo de descanso ni derecho a gozar de su periodo vacacional.

Narró que cuando acudió a tratar su caso con el titular de la Policía Ministerial, Samuel López Leza, el hombre la agredió verbalmente, gritándole: “¿Usted es Wendy?, pues usted es una vieja y es policía y tiene que hacer lo que yo le digo, en el horario que yo le digo y con las condiciones que yo le ordeno”, refirió.



De acuerdo con la afectada, el Director incluso la tildó de “vieja india”, diciéndole que era una persona “de rancho” y él el Director de la Ministerial.

Tras ese episodio, cuando Wendy Rodríguez se presentó a cubrir el horario que le había sido asignado se encontró con que había instrucciones de no permitirle la entrada y remitirla a las oficinas administrativas de la FGE.

En la Fiscalía fue atendida por la subdirectora de Recursos Humanos, Yadira Arróniz Sánchez, quien le informó que volviera a las oficinas de la Policía Ministerial, que ya le iban a dar acceso y le tenían un oficio.



A su regreso, le presentaron un oficio de cambio de adscripción a El Espinal, en la sierra del Totonacapan, “con el evidente afán de obligarla a renunciar”.

En la narrativa que hace de los hechos, Wendy Rodríguez Rivera mencionó que mientras estuvo comisionada en el área de enlace entre la Delegación Regional Xalapa y la Unidad Integral de Procuración de Justicia, la Fiscal 10 del Distrito Xalapa, Suria Susana Wong Palmeros, “mostró una especial fijación sobre su persona” por temas de índole privada.

En el documento que entregó Rodríguez, pide que se investigue y en su momento se emita la recomendación que corresponda por los hechos graves a los que fue expuesta, y en los que es “evidente” la violación a sus derechos humanos, por parte de los servidores públicos adscritos a la Fiscalía.



Wendy Rodríguez pidió, además, que un profesional en Psicología le haga una valoración, con el fin de que dé fe y se haga constar el estado de salud emocional en el que se encuentra, derivado de los malos tratos, amenazas, hostigamiento, violencia y acoso laboral.

Igualmente solicitó que se dicten en su favor las medidas precautorias o cautelares necesarias para evitar la consumación irreparable de las violaciones a los derechos humanos y pedir el informe sobre las medidas adoptadas en el cumplimiento de éstas.

En entrevista agregó que pese a los 9 años de servicio que tenía en la Fiscalía, hasta la fecha no ha recibido las compensaciones que le corresponden conforme a la Ley, tras dejar su cargo.