Ir a Menú

Ir a Contenido

Verificacin 2022
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Presidente del Tribunal Electoral de Veracruz lleva 3 meses sin dar entrevistas a medios

- José Oliveros Ruiz ha desatendido a medios de comunicación en pleno proceso electoral

- Aumentó su salario para 2018; percibe hasta 260 mil pesos mensuales

Claudia Montero Xalapa, Ver. 13/03/2018

alcalorpolitico.com

El presidente del Tribunal Electoral de Veracruz (TEV), José Oliveros Ruiz, continúa negándose a informar a los veracruzanos sobre las actividades que realizan durante el proceso electoral; aun así, aumentó su salario para el Ejercicio 2018 y percibe hasta 260 mil pesos mensuales.

El funcionario, que debería atender los cuestionamientos y promover la información que se genera en el Tribunal, lleva tres meses en el cargo sin atender a medios de comunicación y sin rendir cuentas a los ciudadanos.

Durante el actual proceso electoral ordinario y a unos días de la elección extraordinaria en tres municipios del Estado, el Presidente del TEV omite dar entrevistas; a pesar de que se han solicitado de manera directa ante el área de Comunicación Social.



Según el portal de transparencia del TEV, el Magistrado Presidente aumentó su salario, pues en el 2016 Oliveros Ruiz percibía un salario de 140 mil pesos, mientras que en este año se aumentó a 150 mil 41 pesos mensuales.

Aunque la información no está actualizada desde el año 2016, el mismo portal señala que recibe compensaciones quincenales por el orden de 56 mil 329 pesos y una prima vacacional, cada seis meses, de 14 mil pesos.

Es decir, Oliveros Ruiz podría percibir más de 260 mil pesos mensuales; esto, de recursos públicos que destina el Congreso del Estado, es decir, los veracruzanos pagan su salario a través de impuestos y aun así el Magistrado Presidente se niega a otorgarles la información de las actividades generadas.



Debido a que por primera vez en la entidad se realizará una elección concurrente, donde se votará para elegir Presidente de la República, senadores, diputados federales, diputados locales y Gobernador, el Tribunal debería informar de manera puntual sobre el proceso y la cadena impugnativa posterior a la jornada.

No obstante, José Oliveros ha optado por guardar silencio y con ello pareciera esconder o fraguar alguna acción que derive en falta de transparencia, probidad, legalidad y certeza en los juicios que emiten, mismos que pudieran ser sesgados.