Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

PROFEPA, la responsable de atender mapaches que viven en Veracruz puerto

- Algunas personas se oponen a la reubicación de los animales que habitan detrás de la zona La Pinera: Ángel Capetillo

- Cuando se reubica una especie, se puede causar un impacto ambiental con otra que se encuentre dentro del predio donde se intenta ingresar

Alejandro vila Veracruz, Ver. 22/10/2018

alcalorpolitico.com

En la avenida Guadalupe Victoria Norte, detrás de La Pinera, habita un numeroso grupo de mapaches que, a decir del director de Medio Ambiente, Ángel Capetillo Victoriano, fueron liberados en la administración pasada; aunque en últimas semanas ha tomado relevancia el tema, debido a que vecinos del lugar acuden a dejarles comida y cuidarlos de alguna manera.

El funcionario municipal aclaró que ellos como Ayuntamiento o Dirección de Medio Ambiente y Protección Animal, únicamente tienen responsabilidad de los animales que se encuentran en la Unidad de Manejo Ambiental (UMA) en el zoológico “Miguel Ángel de Quevedo”, mientras que este caso le corresponde atenderlo a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA)



“Hay diversos comentarios, obviamente algunas personas se oponen a la reubicación de los animales o su aseguramiento para que sean ingresados al zoológico, pero en ese sentido, al ser animales silvestres y como lo maneja la Ley de Protección de Animales del Estado de Veracruz, pues es facultad de la PROFEPA asignar un área específica, de liberación o de introducción a un hábitat de alguna especie”, enfatizó.

Sin embargo, expuso que cuando se reubica una especie se puede causar un impacto ambiental negativo con otra que se encuentre en el predio donde se intenta ingresar; aunque manifestó que en el caso de los mapaches, ya tiene conocimiento la PROFEPA y serán la que analice el caso y decida qué se hará con los animales.

“Trabajamos en coordinación, pero los facultados son ellos, independientemente de eso nosotros estaremos supervisando que estos ejemplares no sean atacados ni robados. Yo creo que la gente que vive ahí cerca hace muy bien en darles ciertos cuidados, alimentándolos o supervisándolos; sobre todo para que no haya quien lucre con ellos o les haga daño de otra forma”, finalizó.