Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Proyecto Acueducto Monterrey VI dejaría sin agua al norte de Veracruz por 50 años

- El agua del río Pánuco sólo beneficiará a las refresqueras de Monterrey y se usará para extraer petróleo con fracking

- El norte del Estado perderá la seguridad hídrica, afectando cultivos de la zona, ganadería y pesca

- Ambientalistas de Tamaulipas, San Luis Potosí y Nuevo León rechazan el proyecto

- Fue aprobado por el Gobierno de Veracruz, avalado por Iván Hillman Chapoy, en CONAGUA y García Escalante, alcalde de Pánuco

Claudia Montero Xalapa, Ver. 12/07/2015

alcalorpolitico.com

El proyecto Acueducto Monterrey VI es un plan que involucra directamente al estado de Veracruz, pues tiene el único objetivo de trasladar agua del río Pánuco, atravesando San Luis Potosí y Tamaulipas, para llegar a Nuevo León.

Se trata de llevar 15 mil litros de agua por segundo del río Pánuco a Nuevo León, esto durante los 365 días del año, lo que sería una cantidad anual de 473 millones 40 mil metros cúbicos por año. Además, el proyecto es a 50 años.

Este Acueducto Monterrey VI fue aprobado por el Gobierno del Estado de Veracruz, avalado por el titular de CONAGUA, Iván Hillman Chapoy, así como por el alcalde de Pánuco, Ricardo García Escalante, esto desde el año 2013, sin que a la fecha se haya emitido alguna información a los ciudadanos.

Y los más afectados serían los veracruzanos, pues en la zona norte del Estado se perderá la seguridad hídrica; se estaría afectando a los cultivos de la zona, la ganadería y la pesca. Se aprobó el traslado de agua a pesar de que Pánuco es un potencial en la pesca y Veracruz es el primer lugar en sector ganadero en el país.

Dotar de 15 mil litros de agua por segundo a Monterrey implica un severo golpe a la economía de la zona Norte del Estado; se terminarían las pocas fuentes de empleo, pues prácticamente se quedarán sin el vital líquido por 50 años.

Se detendrá el desarrollo, empleos y el crecimiento a la huasteca veracruzana por una medida prácticamente irresponsable. Y es que el Acueducto Monterrey VI se pretende construir en 372 kilómetros, mismo que atravesará el norte de Veracruz, San Luis Potosí y Tamaulipas hasta llegar a Nuevo León, pero sin ningún beneficio para la Entidad, quien sólo dotará el agua del río Pánuco a cambio de nada.

Esta obra se planeó en el 2012 con un costo original de 13 mil 5 millones de pesos, pero según reportes periodísticos de Monterrey, en la actualidad el proyecto elevó su costo a cerca de 50 mil millones de pesos, es decir, 235 por ciento más.

Aunque el agua es nacional y por tanto no le pertenece a Veracruz, lo óptimo habría sido realizar un análisis a fondo antes de aprobar este tipo de acuerdos, pues prácticamente se violan los derechos humanos de quienes habitan en la zona Norte del Estado, además se afecta la flora y fauna de la zona.

Por tanto se debe transparentar el impacto ambiental que este proyecto tendrá en esa zona durante 50 años. Del lado de Monterrey defienden a Veracruz diferentes organizaciones ambientales mientras que en la Entidad nadie se pronuncia al respecto cuando se trata del Estado con mayor afectación.

El análisis de Nuevo León es que necesita 6 millones de metros cúbicos de agua para los próximos 30 años, sin embargo, los especialistas mencionan que sólo se necesitan 2 millones de metros cúbicos de agua y que en realidad el vital líquido sólo beneficiará a las refresqueras de Monterrey y al fracking, la nueva modalidad norteamericana para extraer petróleo, misma que utiliza demasiada agua para su procedimiento.

De los estados involucrados, Tamaulipas, San Luis Potosí y Nuevo León se han pronunciado en contra de este proyecto que propuso el actual gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, no obstante y de manera sorpresiva, en el Estado que dotará el agua sin recibir nada a cambio, no se ha emitido ningún pronunciamiento al respecto.

Son más de 30 organizaciones ambientales de Nuevo León las que defienden a Veracruz para que no se dañe el medio ambiente, además de que CANACO, COPARMEX y grupos ambientalistas de Nuevo León se oponen rotundamente al proyecto, no solo por el daño a los recursos naturales en Veracruz, si no por las afectaciones a Tamaulipas, San Luis Potosí y al propio Nuevo León.

Y es que critican que el agua que dotará el río Pánuco ni siquiera es para los ciudadanos nuevoleonenses, pues únicamente es para abastecer a las grandes empresas refresqueras.

La responsabilidad directa de aprobar este proyecto en Veracruz recae en CONAGUA, puesto que es un proyecto nacional y aunque el agua no es de los veracruzanos porque le pertenece al país, el actual gobierno es responsable por aceptar el traslado de la misma a través de un acueducto.

Cabe destacar que el anterior Ayuntamiento de Pánuco interpuso 2 recursos para oponerse a la obra de Monterrey VI, esto mientas que el actual alcalde Ricardo García Escalante no se ha pronunciado al respecto, del mismo modo la legisladora del distrito Octavia Ortega Arteaga.

Tampoco se sabe la postura de CONAGUA, quien no ha emitido información al respecto y aunque este medio de comunicación ha buscado al titular Iván Hillman Chapoy hasta el momento no se ha obtenido respuesta positiva.

Por su parte, el gobernador electo de Nuevo León, Jaime Rodríguez "El Bronco" ha pronunciado en redes sociales su desacuerdo con este acueducto por tratarse de un proyecto que involucra al cuestionado grupo Higa y al padre del gobernador de Nuevo León, Humberto Medina Ainslie.