Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: V?a Correo Electr?nico

¿Qué pasó con la acusación de corrupción que se hizo al Director de Tránsito?

El patrullero que dijo se iba a inmolar por haberlo corrido, no lo hizo, pero el señalamiento fue muy claro

04/06/2011

alcalorpolitico.com

Psic. Joaquín Rosas Garcés
Estimado Director de Alcalorpolitico:

Sumamente intrigados nos quedamos los muchísimos lectores de su excelente medio informativo con el impactante anuncio que hizo el actual ex patrullero de Tránsito Municipal de Xalapa, señor Juan José Rojas Zamudio, el pasado martes 31 de mayo, anunciando que se inmolaría al día siguiente, miércoles 1 de junio, si Contraloría municipal y la alcaldesa misma de Xalapa no lo recibían para exponerles, con documentos en mano, las razones de su defensa ante una probable injusticia cometida por el Ayuntamiento en su contra al ser cesado de manera fulminante en su empleo como agente vial.

El señor Rojas Zamudio explicó aquel día a los reporteros que fue despedido arbitrariamente de su trabajo al ser “cargados los dados” de Tránsito municipal a favor de una joven que manejaba alcoholizada por la avenida Ruiz Cortines, y que fue por él oportunamente infraccionada al pasarse un semáforo en rojo; ante lo cual una parienta de esa joven se inconformó y enderezó acusaciones de corrupción en contra del patrullero que la intervino. El mismo señor Juan José Rojas mostró a este sitio informativo la papeleta de dicha infracción, la cual contiene añadida una misteriosa clave manuscrita que, según él lo informó, significa “apoyo total” por parte del alto mando de Tránsito a la parte multada.

Todo esto derivó en el cese definitivo del señor Juan José Rojas Zamudio de su empleo como agente que vela por la seguridad vial de los xalapeños.

Parece evidente que estamos presenciando una flagrante injusticia en contra de un servidor público que actuó celoso de hacer cumplir la ley y los reglamentos. Se ejerce el favoritismo hacia los ricos, quienes con sus autos último modelo ponen en peligro la integridad física de la población y se deja sin pan y en el desamparo a los hijos de un trabajador que cumplió cabalmente con su deber de protegernos.

Pero esto no es todo. El señor Juan José Rojas hizo un señalamiento directo y tajante en contra de MARCO ANTONIO LÓPEZ DOMÍNGUEZ, ese señor que ¿dirige? a la Delegación de Tránsito municipal de Xalapa, y a quien ya todos los capitalinos consideramos el emblema y el estandarte de la CORRUPCIÓN DESVERGONZADA que se ejerce desde la alta esfera del poder local. ¿Qué fue lo que dijo el ex AGENTE VIAL en contra del DIRECTOR de Tránsito? Casi nada, ¡lo que todos ya no sólo sospechamos, sino sabemos!, QUE EXIGE CUOTAS DIARIAS DE DINERO A SUS SUBORDINADOS, sustrayéndolas de cuanto conductor se pueda y de la manera que mejor se logre (incluyendo la extorsión).

¿QUÉ PUEDE DECIR EN SU DEFENSA MARCO ANTONIO LÓPEZ DOMÍNGUEZ A ESTE RESPECTO? ¿QUÉ TIENE QUE DECIR A TODO ESTO LA ALCALDESA MORALES, LA QUE NOS PROMETIÓ Y JURÓ CASI LLORANDO QUE LA MULTA VIAL NO SE NEGOCIA…?

Bueno, de la señorita Elizabeth Morales ya todos sabemos que no se puede esperar ya gran cosa durante los dos años y medio que aún le restan al frente de la comuna. Ante esta grave acusación de su ex empleado, y ante el anuncio que hizo de que SE INMOLARÍA CON FUEGO A LAS PUERTAS DE PALACIO SI NO ERA ESCUCHADO, lo único que la pobre mujer atinó a decir fue “que no aceptaba CHANTAJES”.

Y se fue por la tangente de este asunto, señalando que si el señor Rojas Zamudio tenía alguna inconformidad de tipo laboral, tendría que ventilarla en los juzgados laborales correspondientes. Es decir, SE HIZO GUAJE literalmente ante el señalamiento de la injusticia administrativa que el ex patrullero señala claramente estar sufriendo por parte del cuerpo edilicio del Ayuntamiento que ella preside; y también SE HIZO OJO DE HORMIGA ante la acusación de CORRUPCIÓN enderezada con índice de fuego por su mismísimo ex empleado en contra de su “ejemplar” director de Tránsito municipal.

Señor Director, sería muy interesante que los periodistas diesen seguimiento a este asunto, para que todos los xalapeños pudiésemos conocer en qué derivó finalmente esa valiente acusación de corrupción, directamente realizada por un ex elemento, en contra de Marco Antonio López Domínguez, funesto director de esa tan duramente cuestionada corporación municipal.

Muchas gracias, Lic. Rosas Garcés, por su amable atención.

Reciba un cordial saludo de su servidor: un ciudadano que estuvo a punto de perder la vida por un vehículo que se pasó la luz roja del semáforo,

Eduardo Jiménez