Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Las palabras de la ley

Realismo Marginal

Salvador Martnez y Martnez Xalapa, Ver. 26/07/2023

alcalorpolitico.com

Quienes saben de esto aseveran que es imposible acercarse a un objeto de estudio sin tener o adoptar ante él una determinada posición ideológica o teórica. Todos los seres humanos nos enfrentamos a las cosas desde perspectivas formadas por nuestras experiencias de vida.

Nos ha tocado ser testigos de que algunos padres de familia piden a sus hijos cosas que ellos no son capaces de hacer. De modo similar algunos profesores encargan a los alumnos “tareas” que ellos no podrían realizar. Unos y otros incumplen la regla de oro: “Trata a los demás como querrías que te trataran a ti” o, en su versión de regla de plata: “No hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti”.

Dicha regla rige para el profesor -o para el mediador del aprendizaje- que se instala en su cátedra con la peregrina idea de que tiene algo que enseñar -o ante un grupo de aprendientes requiriendo el aprendizaje de algo que él no ha aprendido. En esta última hipótesis, alguien solicitó a un grupo que explicitara el referente conceptual de su investigación, es decir, cada cual debía hacer explícito un criterio o conjunto de criterios que le permitiría discernir algún aspecto de la realidad que deseaba investigar y comprender.



El reproche le llegó al alma a quien le correspondería juzgar los resultados: “El buen juez por su casa empieza”. Y es que eso de hacer explícito algo no es un asunto sencillo, ya que se trata de expresar clara y determinadamente una cosa. Con velocidad inaudita nos pusimos en el lugar del evaluador y afirmamos que, en nuestros trabajos de investigación, habíamos tomado como referente conceptual el realismo marginal de Eugenio Raúl Zaffaroni.

En efecto, hace algunos ayeres leímos el siguiente artículo: Zaffaroni, Eugenio Raúl. Derechos Humanos y Sistemas Penales en América Latina. [Fecha de lectura: [26/01/2020] La liga que nos llevó a esa interesante lectura fue la siguiente: https://estudiobandin.blogspot.com/2013/04/derechoshumanos-y-sistemas-penales

La dinámica que tienen los estudios del Profesor argentino ya podrían haber provocado que cambiara algunos de sus asertos, pero nosotros anclamos algunas ideas en nuestro entendimiento, que hoy compartimos como una metateoría jurídica.



El problema que aborda el artículo es el desarrollo humano en América Latina. Las dos dimensiones de fundamental importancia para el desarrollo humano, que trata este autor, son: una, el nivel descriptivo de la situación actual de los sistemas penales latinoamericanos valorados conforme a los criterios de Derechos Humanos; y, otra, el nivel de las consecuencias teóricas que tiene la anterior descripción y la orientación que brindan los Derechos Humanos.

En el artículo que se comenta la idea principal es el realismo criminológico marginal. Dentro de este referente conceptual los Derechos Humanos resultan indispensables no solamente para establecer la estrategia del desarrollo humano, sino como estrategia misma.

Las ventajas de esa idea principal son: extraer de la primera dimensión notada la posibilidad de elaborar las líneas constitutivas de un realismo jurídico penal marginal que permita reformular la teoría del derecho penal latinoamericano. El propósito del artículo fue construir una síntesis de la relación entre los sistemas penales y los Derechos Humanos en América Latina.



Sin duda, la referencia a un trabajo publicado previamente es el documento o informe final de la investigación que se llevó a cabo entre 1983 y 1985 por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos. En nuestro país dicho informe también fue publicado, he aquí la referencia: Zaffaroni, Eugenio Raúl. (1986). Los Derechos Humanos y Sistemas Penales en América Latina. Revista Mexicana de Justicia. IV (2). México: Procuraduría General de Justicia. pp. 17-438.

En el camino seguido para arribar a resultados, es necesario distinguir dos fases, por un costado, observarlo en términos generales y por el otro costado, observarlo en particular.

En Internet encontramos información que ayuda:



Los países centrales son aquellos que controlan y se benefician del mercado global. Generalmente son reconocidos como naciones ricas con una amplia variedad de recursos y se encuentran en una ubicación favorable en comparación con otros estados. Tienen fuertes instituciones estatales, un poderoso ejército y poderosas alianzas políticas globales. A los países centrales se los caracteriza por ser los más económicamente diversificados, ricos y poderosos (económica y militarmente). Tienen gobiernos centrales fuertes, controlando burocracias extensas y poderosas fuerzas armadas.

Estos países tienen instituciones estatales más fuertes y complejas que ayuden a gestionar los asuntos económicos interna y externamente. Son altamente industrializados y producen productos manufacturados en lugar de materias primas para la exportación. Cada vez más se especializan en industrias de información, finanzas y servicios. Están a la vanguardia de las nuevas tecnologías y las nuevas industrias. Los ejemplos actuales incluyen industrias electrónicas y biotecnológicas de alta tecnología. Tienen fuertes clases burguesas y obreras. Tienen medios significativos de influencia sobre los países semiperiféricos y periféricos.Son relativamente independientes del control externo.



Por otro lado, los países marginales son aquellos que no tienen acceso a los recursos necesarios para competir en el mercado global. Estos países tienen economías débiles y dependen de la exportación de materias primas para generar ingresos.A menudo están en desventaja debido a su ubicación geográfica o su falta de recursos naturales.

En términos generales, el realismo marginal efectúa un análisis de la relación entre Derechos Humanos y Sistemas Penales Latinoamericanos para arribar a una síntesis. En particular, emplea el sincretismo como método. El sincretismo es una especie de eclecticismo. Actitud intelectual que se limita a examinar los resultados del pensamiento ajeno, escogiendo lo que les parece verdadero y valioso sin intentar reunir en un todo acabado los fragmentos recogidos. Si la aceptación de concepciones ajenas y diversas se realiza sin examinar su contenido de verdad, cabe hablar de sincretismo.



Resultados. El realismo criminológico marginal nos lleva a un discurso sincrético y, por ende, diferente en su misma estructura al discurso central, lógicamente completo, no contradictorio, dado sobre territorios científicos bien delimitados, conforme a epistemologías y metodologías depuradas.

[email protected]