Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Reconocimiento jurídico del matrimonio igualitario, un gran avance: Vázquez Barajas

- Personas del mismo sexo o con identidad de género diversa necesitan gozar de sus derechos

- Las relaciones familiares “deben democratizarse”; debe haber diálogo y respeto entre sus miembros

Claudia Montero Xalapa, Ver. 14/06/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Para el maestro en Derecho, Derecho Parlamentario y Estudios Legislativos, Juan Manuel Vázquez Barajas, la aprobación del matrimonio igualitario en Veracruz constituye “un gran avance” porque reconoce los derechos humanos, en particular la seguridad jurídica y la igualdad como eje rector de un matrimonio incluyente.

En ese sentido, consideró que con la modificación al artículo 75 del Código Civil, por parte del Congreso del Estado, tras la invalidación de su redacción decretada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), las personas que lo contraigan gozarán de los mismos garantías de educación, salud, seguridad social y beneficios por ser cónyuge de otra persona en todos los sentidos.

“No se trata sólo de posar para las fotos, lucir un gran vestido o traje, además de tener una fiesta con la familia o los amigos, o de tener una luna de miel. Se trata de normalizar que las personas del mismo sexo o de identidades de género diversas también pueden amarse y formar una familia”, expresó.



Reiteró que las personas del mismo sexo o con identidad de género diversa necesitan gozar de sus derechos como cónyuges y beneficiarios de los derechos a la salud, a la familia y de la seguridad social en general.

“El reconocimiento jurídico del matrimonio igualitario otorga certeza jurídica a las personas, por igual, sin considerar preferencias de ningún tipo, para ser sujetos a servicios de salud, pensiones y sobre todo a reclamar los derechos patrimoniales que derivan de un contrato civil que ahora será de derechos y no de facto como era en el pasado”, destacó Vázquez Barajas.

A decir del exconsejero del OPLE Veracruz, las relaciones familiares “deben democratizarse”, lo que significa que todos pueden tener una idea propia, una opinión y que las decisiones familiares se pueden tomar con diálogo y sobre todo considerando a todos sus integrantes.



“En las familias construidas con principios democráticos hay, en consecuencia, igualdad, libertad y sobre todo fraternidad entre sus integrantes. La dignidad humana es una consecuencia normal de la democracia familiar. Si la democracia de la familia la trasladamos al barrio, colonia, o al pueblo, a la comunidad, entonces tendremos familias incluyentes donde la tolerancia a la comunidad LGBT sea con amor y dignidad”, expuso.

Reafirmó que el matrimonio lésbico-gay-trans (LGBT+) “tiene una relevancia suprema en la construcción de una familia plural y diversa” porque “podrá coadyuvar a familias construidas con dignidad humana, donde las personas seamos incluidas y consideradas como personas y no por los gustos o preferencias sexuales o las identidades de género que cada persona quiera asumir”.

Aunque ya se dio este cambio normativo en Veracruz y otras entidades federativas, Juan Manuel Vázquez agregó que todavía falta mucho por hacer.



“El reconocimiento legal no es suficiente, en los hechos, las autoridades del Registro Civil, de salud, de pensiones, de vivienda; así como las autoridades judiciales en todas las materias deben ahora transformar sus criterios para garantizar la igualdad de derechos civiles y políticos de todas las personas sin importar su sexo, su preferencia sexual o su identidad de género”, explicó.

Si bien dijo que esta unión civil no es la panacea para resolver los problemas de la convivencia humana o que por arte de magia se construya una familia más democrática o incluyente; mencionó que se requiere que todos aporten para modernizar e innovar en una familia resiliente las diferencias y la construcción de soluciones para tener un espacio público sin violencia, de paz y armonía.