Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Renuevan votos sacerdotes de Xalapa y Arzobispo consagra Santos Óleos

Hipólito Reyes encabezó ceremonia donde se consagra el Santo Crisma, óleo de catecúmenos y para la unción de enfermos

Ariadna Lezama Palma Xalapa, Ver. 12/04/2017

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
El Arzobispo Hipólito Reyes Larios, encabezó la Misa Crismal en la Catedral de Xalapa, donde se renuevan los votos de consagración y se bendicen los Santos Óleos que durante este año litúrgico, utilizarán en los diferentes sacramentos.

Reyes Larios, estuvo acompañado de sacerdotes, seminaristas y religiosas de las 86 parroquias de los 12 decanatos en la Arquidiócesis de Xalapa.

Son tres óleos los que se consagran: el Santo Crisma, los Óleos de los Catecúmenos y el Óleo para la unción de los enfermos.



"Se consagra el Santo Crisma y bendice los Óleos de enfermos y de catecúmenos, es una manifestación de la comunión de los presbíteros con su propio Obispo, para esta misa se reúnen y concelebran en ella los presbíteros, puesto que en la confección del Santo Crisma son testigos y cooperadores del Obispo de cuya sagrada función participan para la construcción del Pueblo de Dios, su santificación y su conducción".

Los presbíteros renuevan su apostolado y vocación frente al Arzobispo, así como de los fieles asistentes a esta Misa Crismal.

"Agradezco mucho la presencia de ustedes hermanos sacerdotes, diocesanos y religiosos de nuestra Arquidiócesis de Xalapa y de nuestras congregaciones que nos apoyan esta Semana Santa, manifiesto también a ustedes hermanos laicos, consagrados y participantes del sacerdocio de Cristo en virtud de su bautismo y que han venido en representación de sus parroquias, rectorías y capillas trayendo los recipientes sagrados".



Al final de la misa donde presbíteros renuevan sus votos, regresan a sus parroquias en una procesión para llevar los Santos Óleos que serán utilizados en los sacramentos del bautismo, de la confirmación, el orden sacerdotal, la unción de los enfermes, así como la consagración de nuevos templos y altares.