Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Repudian Obispos despenalización del aborto a nivel nacional

- Conferencia del Episcopado rechaza que amparo a asociación civil aplique para toda la población

- Congresos locales no están obligados a precipitarse a despenalizar, dicen

Lissette Hernndez Orizaba, Ver. 07/09/2023

alcalorpolitico.com

Luego de que los ministros que integran la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), resolvieron otorgar el amparo y protección de la justicia a la asociación civil denominada Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), a fin de que pueda ejercer de forma plena su objeto social, entre otras cosas, la promoción y defensa del aborto, obispos de México aseguraron que esto no es aplicable de manera general.

A través de un pronunciamiento dijeron que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, consideró que las autoridades no le deben aplicar a GIRE la totalidad de los artículos 331 y 332, así como ciertos fragmentos de los artículos 330, 333 y 334 del Código Penal Federal, en materia de aborto, que imponen sanciones penales a quien practique el aborto y a la madre gestante que consienta a ello.

"Además, llama la atención que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación haya determinado que, por tratarse de un caso sui generis y de derechos de naturaleza colectiva, deba entenderse que la inaplicación de los citados artículos a favor de GIRE, sea extensiva a todas las mujeres que GIRE acompañe en sus solicitudes de aborto consentido".



Pero enfatizaron que la citada sentencia de amparo no constituye una declaración general de invalidez de los artículos que prohíben el aborto en el Código Penal Federal, puesto que siguen vigentes para el resto de la población; ni representa una obligación para que los Congresos locales se precipiten a despenalizar el aborto en sus respectivos Códigos Penales.

Además expresaron que la violencia sistemática ejercida en contra de las mujeres es deplorable y debe ser excluida de nuestra cultura, creando normas y leyes que para tal efecto sean verdaderamente justas.

"Por ello, nos oponemos a cualquier forma de violencia en contra de las mujeres, tanto de aquellas que se vean orilladas a acudir al aborto a causa del abandono y de la soledad bajo condiciones de omisión, presión o injusticia, y las más vulnerables, aquellas que se encuentran junto con los niños inocentes aún dentro del vientre de sus madres".



Quienes conforman la Conferencia del Episcopado Mexicano, expusieron que el aborto provocado al ser despenalizado normaliza la cultura del descarte y deja sin responsabilidad a las autoridades y a la sociedad en su conjunto del cuidado y protección de toda vida humana.

"Asimismo, la legalización del aborto desgasta los cimientos del estado de derecho, distorsiona el concepto y la práctica de los derechos humanos, con lo cual se mina el bien común. Toda vida humana, desde la concepción hasta la muerte natural, es digna independientemente de sus condiciones y eventualidades. Las diferentes circunstancias de la vida no aumentan ni disminuyen la dignidad de la persona humana".

Agregaron que el aborto provocado nunca será una opción moral, ni legítima. Por eso lamentaron que, en estos momentos de violencia lacerante en el país, desde esta instancia Suprema, que debería velar por la justicia, el derecho y la paz social, se contribuya a polarizar a la sociedad e infringir otras fracturas en el tejido social,pues la violencia y la discriminación no se combaten con más violencia y discriminación.



"De otra manera la legalización del aborto provocado significa el reconocimiento de la impotencia estatal y de la sociedad civil organizada ante las causas que llevan a las mujeres a considerar el aborto como una solución sin atender aquello es el verdadero problema.

“Nuestra fe nos ayuda a mirar con mayor profundidad el drama terrible del aborto y nos urge a proclamar ante todos la grandeza y dignidad de cada hombre, cuya vida es un don de Dios; un don que requiere ser acogido y resguardado en todas sus formas tal y como nos ha enseñado Jesucristo que es Camino, Verdad y Vida".