Ir a Menú

Ir a Contenido

Verificacin 2022
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Responsabilidad

Todas y todos tenemos el derecho pero también la responsabilidad de acudir a votar

Jos Roberto Ruiz Saldaa 06/06/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Las elecciones de este domingo son una valiosa oportunidad para recrear en nuestro país la responsabilidad personal con incidencia en la vida pública. Mexicanas y mexicanos estamos llamados a cumplir las distintas responsabilidades que tenemos en la sociedad, según nuestros distintos roles, en la Jornada Electoral.

En principio, todas y todos tenemos el derecho pero también la responsabilidad de acudir a votar. Ejercer nuestra prerrogativa ciudadana de sufragar debiera concebirse no solo como una exigencia cívica sino ética y política de gran relevancia. Votar presupone informarse e implica exigir; significa ejercer la ciudadanía, involucrarse en los asuntos públicos en un momento relevante, a saber, el de la recreación de la democracia.

Las personas designadas como integrantes de las Mesas Directivas de Casilla tienen una especial responsabilidad: acudir puntualmente y realizar sus tareas con esmero. Sin las y los Funcionarios de Casillas no serían posibles las elecciones. Acudir y servir este domingo no debiera concebirse como un compromiso hacia el Instituto Nacional Electoral (INE) sino con nuestras vecinas y vecinos y, en general, con nuestra comunidad y país.



Las y los representantes de los partidos políticos y candidaturas independientes, tanto en las Mesas Directivas de Casilla como ante los distintos órganos electorales, están llamados a una alta responsabilidad, a saber, vigilar el cumplimiento de los principios rectores de la función electoral. La discusión seria, responsable, con elementos objetivos, debiera ser la premisa que guíe su actuación. El desgaste innecesario hacia la autoridad electoral es la antítesis de la actuación responsable.

Las y los candidatos así como los dirigentes partidistas deben actuar con mucha responsabilidad el día de la elección y evitar conductas (presuntamente) ilegales que tanto han dañado la construcción de nuestra democracia. No solo por razones legales, sino de prestigio internacional, es necesario que en nuestro país mejoremos tanto la calidad de la competencia electoral como que erradiquemos por completo malas prácticas el día de la Jornada Electoral. Aunque muchas afortunadamente han quedado en la historia, persisten algunas otras.

Evidentemente, las y los funcionarios electorales tenemos grandes e importantes responsabilidades técnicas así como de expectativa de actuación. Concentrarnos en cumplir en tiempo y forma todas nuestras actividades es no solo un deber jurídico sino debiera ser un compromiso con uno mismo. En el servicio público, estoy convencido, no sirve la ética de las intenciones sino la ética de los resultados.



Las y los patrones también tienen una importante responsabilidad cívica. Deben hacer el esfuerzo, organizándose, para que sus trabajadores y trabajadoras puedan ir a votar. Por su parte, los ministros de culto tienen no solo la responsabilidad sino el deber de cumplir el principio de separación entre la Iglesia y el Estado. Quienes ejercen el periodismo, igualmente, tienen la responsabilidad de informar a la sociedad con objetividad sobre los asuntos que le puedan ser relevantes. Y, por supuesto, las y los servidores públicos tienen la responsabilidad -y el deber- de cumplir el principio de imparcialidad siempre, pero especialmente el día de la Jornada Electoral.

La cultura de la responsabilidad, esto es, hacer lo que a cada quien nos corresponde, es parte fundamental de la cultura cívica. Sin ésta a su vez no será posible una democracia consolidada en nuestro país. Hacer lo que a cada quien nos corresponde, como hábito ciudadano, debe ser parte de nuestra cultura. Exigirnos unos a otros lo esperado, lo debido, también como hábito ciudadano, es todavía un estadio superior de esa cultura.

Todas y todos los mexicanos estamos, en suma, obligados a responder este domingo de aquello que nos corresponde. Hoy y siempre, es decir, en esta gran labor colectiva que son las elecciones y en la vida, la palabra es y será responsabilidad.

Consejero electoral del INE
@Jose_Roberto77