Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Va Correo Electrnico

Riesgo inminente de guerra nuclear

Jorge Salazar Garca 03/10/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Aún siento rabia de que EE.UU haya lanzado la bomba contra gente inocente”
Yoshiro Yamawaki





Vivir superficialmente el presente conlleva perderse partes importantes de la realidad e ignorar hechos esenciales que le dieron el perfil actual. Tal forma de existir debilita la sensibilidad humana, fortalece el individualismo y el consumismo muy convenientes a la economía de mercado dominante. Gracias a la “Psicología oscura” el comportamiento social de las personas es moldeado así con relativa facilidad. Si el mercado quiere generar miedo y parálisis social, entonces inunda los medios con noticias sobre hambruna, cambio climático, recesión económica y, por supuesto, guerra. Naturalmente, siempre culpando a otros de lo ocasionado por la codicia.

Es el caso de la guerra ruso-ucraniana; no obstante, que dicha confrontación, fue generada por Estados Unidos con el objetivo de mantener su hegemonía imperial, muy pocos países occidentales se atreven a condenarlo. Todos los gobiernos del mundo lo saben porque el mismo gobierno yanqui se los ha hecho saber. Este país depredador que sólo actúa en el concierto internacional conforme a sus intereses ha repetido hasta el hartazgo que su propósito es establecer un nuevo orden mundial bajo sus condiciones. Por esta razón, el mundo vive momentos bastante críticos, incluso bajo el riesgo inminente de guerra nuclear.

Pocos gobiernos se atreven a difundir entre su población de quiénes son los principales instigadores del conflicto mencionado. Temen contarles a las nuevas generaciones que la Historia de sus admirados héroes está repleta de genocidios y destrucción y que fueron ellos, también, quienes provocaron la invasión a Ucrania. ¿Por qué no difundir, por ejemplo, que la democracia o las vidas les tiene sin cuidado y que sólo quieren salvar su modelo? ¿Que las crisis económica, energética y alimentaria serán tan profundas que todos seremos afectados? Cuando se reconozca que, precisamente, es el gobierno norteamericano, quien bloquea sistemáticamente cualquier iniciativa de paz, propuesta por aliados y adversarios, probablemente surjan movilizaciones para exigirla. Hasta ahora, los ciudadanos ucranianos y europeos afectados directamente por la guerra son la carne de cañón disponible para defender los intereses de las grandes corporaciones. ¿Y mañana...?



Guerra híbrida

Desde 2014, políticos, militares y críticos serios han confirmado la existencia de planes estadunidense destinados a someter a Rusia y China mediante estrategias propias de una guerra híbrida. Este tipo de guerra, aplicada localmente por Estados Unidos en países como Irak, Libia, etcétera, ahora se implementa a nivel global con el beneplácito de sus peleles europeos. Forman parte de esta clase de guerra la generación de crisis sanitarias, económicas, energéticas, migratorias, alimentarias, ideológicas, comerciales, financieras, etc.: ¡No hay actividad humana sin ser tomada en cuenta para ser desestabilizada¡ La utilización del armamento nuclear está firmemente contemplada. No es raro que sea así, a los dueños de las corporaciones les tiene sin cuidado el exterminio de miles de millones de vidas.

En resumen, la guerra híbrida mezcla tácticas y armas convencionales con ataques cibernéticos propaganda negra, desinformación, sin abandonar por completo la diplomacia. Alfredo Jaliffe, articulista de la Jornada, cita que fue Frank Hoffman, miembro del Instituto Potomac de Estudios Políticos, quien dijo en 2007 que la guerra híbrida sería intrínseca del siglo XXI.



Para el gobierno de los Estados Unidos, reacio a compartir el poder global con otras potencias, le es inaceptable que Rusia gane la guerra. Pues le significaría renunciar a “su” nuevo orden mundial cuyo efecto inmediato sería perder sus fuentes baratas de materias primas. Es esta la causa de fondo que durante los ya casi 8 meses de empezada la guerra rusa-ucraniana, la financiación a Selensky fluye sin precedentes. Son ya 27 mil millones de dólares (3.3 mil md mensuales) destinados a evitar que Rusia obtenga el triunfo. Es por lo tanto obvio que la paz no le conviene. Sin explotar y robar al mundo no puede mantener el ritmo de acumulación de riqueza exigida por el capital.

Lo anterior explica que, este año, el presupuesto militar yanqui sea el más cuantioso de su historia: 780 mil millones de dólares. De aquí se derivan la constante negativa de Biden al diálogo. Su furia contra Rusia la expresa sin tapujos, sobre todo a partir del fortalecimiento del rublo y la exitosa anexión de las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia. Tanto las sanciones (más de nueve mil) como las provocaciones en todos los terrenos de multiplican. ¿Serán las explosiones en instalaciones petroleras ocurridas en Venezuela, México, Cuba y el gaseoducto Nord Stream parte de aquellas? Si se suman el presupuesto militar con los préstamos a Ucrania, la cantidad ya se aproxima al billón de dólares. ¡Es una barbaridad de dinero!, y sabido es que los yanquis no dan nada sin recibir ganancias.

¿Entenderá E.U.A que ya no puede explotar sin medida a quien se le antoje? ¿Podrá Rusia, concertar una salida antes de que sea tarde? Ya advirtió que antes de someterse a los asesinos de la OTAN está dispuesta a usar su armamento nuclear.



Los señores “caras pálidas” siempre dispuestos a ensangrentar la tierra, lo han hecho desde su fundación (1776), ahora parecen alistarse para pulverizar los cuerpos de millones de seres humanos como lo hicieron en Hiroshima y Nagasaki (1945), al arrojar sus bombas a la población civil. Lamentablemente, países como las dos Coreas, Irán, Arabia Saudita, Israel, Francia, Reino Unido, entre otros, obedeciendo a sus poderes locales también imitan esos propósitos apocalípticos.

Urge respaldar iniciativas de diálogo como las del gobierno de México, Argentina y el Papa con miras a disminuir, al menos el riesgo inminente de guerra nuclear.