Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Río Pixquiac, abastecedor de Xalapa, contaminado con 18 agroquímicos tóxicos

- Químicos prohibidos en varias partes del mundo han ocasionado cáncer en la población: SENDAS

- Se usan en la producción de papa y otros cultivos en al menos 5 comunidades de Tlalnelhuayocan y Coatepec

Ariadna Lezama Palma Xalapa, Ver. 20/04/2015

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Las aguas del Pixquiac, río de donde se abastece de agua el 40 por ciento de la población de Xalapa y Coatepec, están contaminadas con al menos 18 agroquímicos tóxicos, utilizados por los productores de papa, informó Tajín Fuentes, integrante del Comité de la Asociación Civil Senderos y Encuentros para un Desarrollo Autónomo Sustentable (SENDAS).

Esto ocasiona que se desaten enfermedades relacionadas con el cáncer entre la población cercana a los cultivos donde se utilizan los productos químicos, pues tienen contacto con estos pesticidas; los que vierten el químico, así como las amas de casa que lavan la ropa que tuvieron contacto con los químicos.



Y es que precisó que en la región se utilizan químicos que incluso son prohibidos en varias partes del mundo.

"La creciente preocupación que tenemos por el uso indiscriminado y sin ningún tipo de control que se está haciendo de un número muy grande de productos agroquímicos, algunos de ellos catalogados como altamente peligrosos en las cercanías de la ciudad de Xalapa, en la zona donde se toma agua para el abasto de la ciudad, aquí cerca en Tlalnelhuayocan y Coatepec", informó Tajín Flores, organizador de las Jornadas.



La mayoría de este problema se presenta principalmente en los productos de papa y otros cultivos de al menos cinco comunidades de los municipios de San Andrés Tlalnelhuayocan y Coatepec, tales como Rancho Viejo, Tejocotal, Naranjo y Mesa Chica, del primer municipio y, en la comunidad de Cinco Palos, en el segundo municipio nombrado.

Esto se dio a conocer por un grupo de organizaciones de la sociedad civil así como instituciones académicas, quienes invitaron al público de Xalapa a participar en las "Jornadas de diálogo y reflexión sobre el impacto de los agroquímicos y alternativas de producción agroecológica”, que se llevarán a cabo los días 23 y 24 de abril, en la Facultad de Agronomía de la UV.



Ahí se hablará de los productos que están afectando el campo y a los habitantes de algunas comunidades de Xalapa, Coatepec y San Andrés Tlalnelhuayocan.



Y es que en esos lugares la población se ha enfermado de cáncer por el uso indiscriminado de químicos, principalmente en el cultivo de papa.

"Una va a ser en un contexto rural en la comunidad de Rancho Viejo, aquí cerquita y otra en la Facultad de Agronomía, de la Universidad Veracruzana; el motivo principal el cual nos mueve a la Asociación Civil SENDAS junto con la Universidad Veracruzana".



Como parte de las Jornadas se presentarán ponencias de especialistas reconocidos sobre el tema e incluso se darán a conocer algunas alternativas agroecológicas para la producción de algunos alimentos sanos.

Dos de los ponentes son: Fernando Bejarano, director de la Red de acción sobre plaguicidas y alternativas en México (RAPAM) y Miguel Uribe, de Tierra Viviente-Agricultura Orgánica, quien hablará sobre la experiencia de contaminación por agroquímicos en la Meseta Purépecha y cómo lograron reorientar el cultivo de papa.



"Asistirán especialistas nacionales sobre el impacto de estos agroquímicos y también se estarán presentando experiencias de México y locales en la producccion de alimentos sin estos venenos".

Uno de los objetivos de realizar estas Jornadas es exhortar a las autoridades competentes que regulen el uso de estas sustancias tal y como lo marca la norma, principalmente a la SAGARPA, SEDARPA, SEDEMA, SEMARNAT, CONAGUA y Sector Salud.



"El llamado es muy sencillo, de entrada que se apliquen las normatividades vigentes en nuestro país, algunos de los productos que se están utilizando ahorita de manera indiscriminada están catalogados como altamente peligrosos y deberían de venderse únicamente bajo estricto control y regulación, pero desgraciadamente se venden libremente al público y se aplican sin ningún tipo de medida; el llamado es a que las autoridades apliquen la normatividad".