Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Ríos de la región de Orizaba contaminados con desechos de PET y combustibles

El alcalde de Nogales, Antonio Bonilla Arriaga, anunció que junto con PEMEX atenderán el dragado y limpieza de los ríos previo a la temporada de lluvias

Jorge Reyes Nogales, Ver. 04/04/2015

alcalorpolitico.com

Cuatro de los ríos más importantes de la región de Orizaba están contaminados por descargas sanitarias, material de PET y envases de aceites o combustibles que en este año deberán ser retirados por las autoridades municipales previo a la temporada de lluvias.

Hasta este momento, se desconoce si la CONAGUA atenderá en este año los 17 ríos de la entidad veracruzana que en años anteriores habían sido prioritarios dentro del programa de cuencas hidrológicas.

En años recientes, el programa de empleo temporal dio cobertura a los municipios de Ciudad Mendoza, Nogales y Río Blanco para la limpieza de sus afluentes, pero en este año ninguno de estos programas han aterrizado para apoyar las maniobras de limpieza.

El alcalde de Nogales, Antonio Bonilla Arriaga anunció que junto con Pemex atenderán el dragado y limpieza de los ríos previo a la temporada de lluvias, y reconoció que este tipo de desechos que se vierten a los afluentes contaminan gravemente el entorno.

En su reciente visita, el Director General del organismo Golfo-Cuenca de la Comisión Nacional del Agua, CONAGUA, Iván Hillman Chapoy indicó que en los programas de limpieza se han llegado a retirar hasta 40 toneladas de desechos en tan solo dos kilómetros de recorrido del río Atoyac, lo cual indica el grado de descuido que persiste en ríos y lagunas a los que no se les brinda el debido mantenimiento.

En la región de Orizaba, el río más contaminado sigue siendo el Blanco. En este se vierten desechos domiciliarios, plásticos, animales muertos y un sin fin de basura que contamina el subsuelo, la flora y hasta la fauna propia del lugar.

Es de mencionar que el PET es un material que tarda más de 100 años en degradarse y si se arroja a los ríos el material es arrastrado por la corriente de agua a las zonas bajas, y por ello el río Blanco al ser un afluente en el que convergen tributarios, se contamina en demasía.