Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Robo a “Casa San José de Calasanz”, en Veracruz, trunca su autosuficiencia 

Les robaron el material para elaborar galletas que jóvenes hacen y venden para la manutención del lugar 

Alejandro ?vila Veracruz, Ver. 08/01/2016

alcalorpolitico.com

En varias ocasiones, se pide a los reporteros que den seguimiento a algunas notas. En este caso, se buscaba conocer a detalle cómo fue el robo que sufrió la Casa San José de Calasanz; aunque sólo nos fue entregado un dato, está en la colonia Granjas de Veracruz.
 
Al pedir referencias de la ubicación de la colonia, todos o la mayoría indicaban que se encontraba en la zona norte, es decir rumbo a la salida a José Cardel; pero resulta que hay tres colonias llamadas las Granjas, aunque cada una tiene su particularidad.
 
Intentando encontrar la Casa que aloja a jóvenes que viven de su trabajo y algunas donaciones externas; comenzó la travesía por el punto donde el 90 por ciento de los cuestionados señalaron, la zona norte, además, la más lejana.
 
La colonia Granjas de la zona norte, con calles hechizas, en total terracería, casa de lámina, con la luz robada, niños jugando descalzos por las improvisadas calles y quienes se divierten no con una pelota, sino cazando garrobos; es también el hogar de los chatarreros que tiran lo que ya no les sirve en los montes que hay alrededor, algunas veces (como en esta ocasión), vecinas salen a gritarles que vayan a dejar su basura en otro lado, al menos en la colonia de junto gritaba otro vecino inconforme.
 
Tras preguntar por quinta vez dónde se encontraba la casa-hogar, alguien dijo que se encontraba hacia el otro lado de la ciudad, rumbo a Boca del Río; la segunda colonia Granjas (Boticaria), junto a la carretera que lleva al municipio de Medellín de Bravo, también fue un intento fallido de encontrar la casa-hogar; aunque se alcanzaron a ver mejoras en esta unidad habitacional, pues las calles estaban pavimentadas, había una unidad deportiva, pero... compartían el que en los montes que cercan la colonia Granjas Boticaria, eran usados de la misma manera por los chatarreros, como basurero clandestino.
 
En el último intento, por encontrar el lugar que se encomendó, a un costado de donde inicia la avenida Salvador Díaz Mirón, cerca de la virgen de La Boticaria, se encuentra la calle Campestre, la misma donde está la Casa San José de Calasanz; esto en la colonia Granjas Veracruz.
 
Un mundo completamente diferente a los dos anteriores, una zona residencial oculta en las palabras colonia de la señalética de la entrada; tan impactante, como el consulado sueco que se ve apenas avanzas unos metros y muestra su fachada europea.
 
Metros más adelante, por fin se encontraba el lugar que se buscaba. Inmediatamente, Javier Gómez, administrador de la Casa San José de Calasanz, abrió las puertas, pues supuso el tema era con el recinto juvenil.
 
Tras explicarnos la forma en que encontró la casa a su llegada el día 2 de enero, cuando regresó para darle de comer a los animales que tienen granjas, señaló también que suponen el ladrón era alguien que ya conocía el lugar y la forma en que ellos operan; pues justamente ingresó cuando ellos estaban de vacaciones y sólo se acercó a los lugares donde había dinero y los regalos que la administración les había comprado de Reyes Magos a los 14 chicos que viven ahí.
 
Estos jóvenes de diferentes edades (el más chico de 8 años y algunos otros ya universitarios), elaboran galletas para vender y así pagar sus libros, pasajes y algunos extras que necesiten para estudiar; además tienen sus propios huertos y granjas, donde cultivan y alimentan su propia comida, pues deben economizar, ya que las aportaciones de los donantes no siempre son suficientes.
 
En ese sentido, asegura Javier que fue bastante difícil verles a la cara y decirles cuando regresaron de vacaciones que los primeros regalos de día de reyes que habrían de recibir, les fueron robados, así como el dinero para invertir en material para seguir elaborando galletas, las cuales venden en las diferentes parroquias de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.
 
Para muchos de ellos, quizá habría sido su primer regalo de este tipo, por lo que a pesar de que hicieron su carta y pidieron algunos aparatos electrónicos o juguetes de marca, les fue notificado que sí sería un buen regalo, pero útil para ellos, así como similar para que no hubiera peleas.
 
Por ahora, el ambiente luce relajado, algunos juegan fútbol en la cancha deportiva que tienen, otros simplemente platican por parte del patio, mientras deben ver cómo arreglárselas para volver a echar a andar los huertos (los cuales fueron descuidados por su ausencia), pero sobre todo… cómo conseguir el dinero para material de galletas y volver a arrancar el negocio que los mantiene estudiando.
 
La casa San José de Calasanz cuenta con cerca de 20 años de existencia, pero desde hace 5 años hay una nueva administración, misma que propuso además de ser autosustentables, comenzar con el negocio de la venta de galletas (pastisetas y besos de nuez) para no vivir únicamente de las donaciones.
 
Es de aclarar que no cualquier persona puede llegar al lugar y vivir ahí. Una es por recomendación, otra por mención de alguien que asegure se hará cargo de sus gastos, ya que desea apoyar al chico a tener una mejor vida.
 
Se estima que será dentro de un mes cuando todo vuelva a la normalidad, los chicos ya estén elaborando galletas y teniendo su ritmo de vida normal en la sociedad, aunque destaca el hecho de que en ese vecindario que pareciera el más tranquilo de todos, un lugar de una plusvalía alta, se presenten este tipo de situaciones de robo, pues además se dijo no es la primera vez que les sucede a ellos o a los vecinos.
 
 
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples
  • Ipax
  • Estiaje 2021
  • Ayuntamiento de Xalapa