Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Se disputan tierras del “Tezoncoltzi” para explotar madera; temen enfrentamiento

Piden a autoridades regularizar terrenos comunales y frenar tala clandestina en Texhuacan

Benito Ju?rez Ram?rez Texhuacan, Ver. 17/01/2016

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Ante el temor de un posible enfrentamiento de dos grupos por la disputa de unas 90 hectáreas de terrenos comunales denominado “Tezoncoltzi” para explotar la madera de forma clandestina; unas 600 familias de este municipio, piden urgentemente la intervención de las autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA).

Por un lado, está el grupo que encabeza el ex alcalde Joaquín Hernández, el exregidor Fidencio Hernández, el exguardabosque Marcial Choncoa Tzanahua y Faustino Choncoa, señalado de apropiarse de tierras comunales e impulsar la tala clandestina.

Por el otro lado está el grupo apoyado por el actual síndico municipal Javier Tepole, quien a finales del año pasado interpuso una denuncia ante la Fiscalía Itinerante de Zongolica en la carpeta de investigación 226/2015, en contra del otro grupo que también tiene en posesión una extensión importante de propiedad comunal.



Existe otra agrupación encabezada por Adolfo Tepole, Miguel Méndez, Fabián Genoveva, Gabino Méndez Tepole y Carlos Tehuintle, quienes acusan que las exautoridades municipales han arrasado los bosques.

Molestos por no tener respuesta de las autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) ni de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), los habitantes de Texhuacan buscan frenar la destrucción de estas áreas forestales en el predio comunal denominado “Tzoncoltzi”.

Aseguraron sobre la complicidad que existe entre el actual presidente municipal, Cleofas Choncoa con el síndico, Javier León Tepole Quiahua para proteger a los talamontes arriba citados, pues gozan de impunidad por derribar árboles, sin acreditar la propiedad.