Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Si no se sanciona la corrupción, se generaliza la impunidad: Joel Salas, del INAI

- Aumentar la transparencia no significa disminuir la corrupción; al contrario, se percibe más

- Contraloría y Secretaría de Salud de Veracruz se comprometieron a transparentar todas las obras

?ngeles Gonz?lez Ceballos Xalapa, Ver. 15/01/2016

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
En México no hay una cadena causal que permita afirmar que a mayor transparencia menor corrupción, porque mayor transparencia permite que podamos percibir que efectivamente hubo más actos de corrupción, definió el comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, Joel Salas Suárez.

En entrevista para alcalorpolitico.tv, luego de haber firmado este jueves por la noche el “Plan de Acción Local de Gobierno Abierto del estado de Veracruz”; señaló que si no se tiene la capacidad de sancionar esos actos, se generaliza otro de los grandes sentimientos que están dañando a la democracia, que es la impunidad.

El Plan de Acción será encabezado por el Instituto Veracruzano de Acceso, acompañado de diversas instituciones tales como el Colegio de Veracruz, la Facultad de Economía de la Universidad Veracruzana, el Ayuntamiento de Veracruz, la Fiscalía General del Estado, la agrupación de derechos humanos “Xochitépetl”, en donde el facilitador será el investigador del CIESAS-Golfo, Felipe Hevia.



Aseveró que justo este año electoral la población pueda monitorear que efectivamente lo que se comprometieron las autoridades firmantes se realice o en el mes de junio tendrán la oportunidad de castigar con el voto.

Puntualizó que sólo el 6 por ciento de los mexicanos han utilizado alguno de los derechos que el Instituto tutela: el derecho a saber o el derecho a la protección de datos personales.

Dijo que el número de solicitudes de información crece constantemente, pero ello no forzosamente es bueno porque lo ideal es que toda la información estuviera disponible para el ciudadano, que no tuviera que solicitar y que simplemente a partir de la consulta que pudiese estar en los portales pueda consultar en las oficinas.

Subrayó que la crisis que padece nuestra democracia se puede sintetizar en una frase y es el colapso de la confianza, la población está indignada, está molesta, no cree en lo que dicen y en lo que hacen sus autoridades.



Recalcó que hay la percepción de que todos los que son servidores públicos son corruptos e incapaces de lograr los resultados que la gente espera.

De manera que lo que está detrás del espíritu del gobierno abierto es “darle la vuelta a la tortilla” para demostrar que sí es posible que juntos, gobierno y sociedad se pueden obtener los resultados que están esperando.

En el caso del ayuntamiento de Veracruz, uno de los firmantes del Plan, se comprometió a transparentar el gasto del SUBSEMUN, mientras que la Contraloría General del Estado y la Secretaría de Salud, se comprometieron a transparentar todas las obras públicas que se ejecutan en el Estado, mismas que se podrán monitorear, algunas de éstas en línea, gracias a una infraestructura que está prestando el INEGI.



Opinó que Veracruz atraviesa por una crisis de derechos humanos y uno de los puntos nodales son las personas desaparecidas, por ello es que se generó el compromiso de crear una base de personas detenidas y desaparecidas con la finalidad de que los familiares puedan tener certidumbre.

El Comisionado aseveró que si las autoridades no actúan con la celeridad o no dan los resultados en las investigaciones que se tienen que realizar, como ciudadanos lo que queda es la condena social, subir el costo a las personas que incurren en actos de corrupción y cuando vayan por la calle señalarlos de beneficiarse de los recursos públicos.

Ante la existencia de los muchos organismos y entes de contraloría social y de vigilancia que existen en las dependencias y que a pesar de ellos no se detectan o se descubre a los corruptos, Joel Salas Suárez mencionó que lamentablemente esos organismos están fragmentados.

Es decir, se tiene a la contraloría que vigila los procesos internos, pero que no se habla del todo con la Auditoría Superior de la Federación o que poco habla con el órgano garante mediante el cual se puede obtener información para poder hacer monitoreos.

Lo que se busca con el Sistema Nacional Anticorrupción es que todas las instituciones converjan para darle los resultados a la sociedad, pues el sentimiento de impunidad que hay en el país es enorme y lo que al final se está dañando es la credibilidad de la democracia, lo cual define un escenario por demás “peligroso”.