Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Sueltan 6 toros cebú en Tlacotalpan, durante tradicional embalse, este lunes

Asistentes agredieron fuertemente a los animales a pesar de que elementos de la Fuerza Civil y policía montada los resguardaban

Elizabeth Mellado Tlacotalpan, Ver. 01/02/2016

alcalorpolitico.com

Tlacotalpeños y turistas disfrutaron del tradicional embalse de toros que se desarrolló a lo largo del Zócalo y el centro de la ciudad.
 
En el marco de la celebración de las fiestas de La Candelaria, los ganaderos en coordinación con las autoridades municipales, liberaron seis toros cebú para que los asistentes corrieran detrás de los animales.
 
Afortunadamente no hubo pérdidas humanas o animales, sólo hubo algunos heridos por pisotones, empujones y caídas.
 
Aunque se desarrolló un operativo de protección a los toros cebú, la población continuó con el maltrato hacia estos nobles animales.
 
Piquetes con palos, golpes con palma y puño, jalones de orejas y rabo, e incluso toques eléctricos, fueron algunas de las agresiones que recibieron los toros durante su paseo de dos horas a lo largo del primer cuadro de la ciudad tlacotalpeña.
 
Los toros iban resguardados por policía montada y elementos de Fuerza Civil, pero lamentablemente los efectivos no fueron suficientes para cuidar la integridad física del animal.
 
Uno de los toros que recibió más agresiones fue el cebú número 142, animal que se negó a subir de la orilla del río Papaloapan y permaneció parado recibiendo las agresiones de la población.
 
Los efectivos de Fuerza Civil silbaban y gritaban a los asistentes para que dejaran de agredir a los animales pero la población hizo caso omiso a las órdenes de la autoridad.
 
Otro de los animales recibió toques eléctricos por parte de dos ciudadanos, ya que el toro se alejó del área con valla y llegó a una parte de la ciudad en donde no había protección, pues quería huir de la población.
 
Al encontrarlo, los ciudadanos le arrojaron agua y lo movieron con la puya eléctrica y aunque había efectivos de seguridad cerca, estos no intervinieron.
 
Finalmente, el animal fue resguardado y trasladado en una camioneta de redilas de vuelta a los pastizales, ubicados en la otra orilla del río Papaloapan.
 
El embalse duró dos horas, tiempo durante el cual los asistentes intentaron montar a los toros y los lastimaron para enfadarlos y que el toro arremetiera contra la población, pero debido a la nobleza de esta especie, el toro huía en sentido opuesto para huir de quienes lo agredían.
 
  • Clases a distancia
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples
  • Ipax