Ir a Menú

Ir a Contenido

El Canje Seguro Conviene
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Telesecundaria de Agua Dulce en pésimas condiciones, alumnos toman clases bajo los árboles

- No cuentan con aulas ni energía eléctrica, el mobiliario es escaso y están en malas condiciones

Alfredo Santiago Hern?ndez Agua Dulce, Ver. 16/02/2011

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Alumnos de la escuela telesecundaria del ejido Piedras Negras de esta localidad reciben sus clases bajo la sombra de un frondoso árbol, pues no se han edificado aulas para esta escuela, fundada hace cuatro años.

Esta escuela pertenece a la zona escolar 612 con base en Coatzacoalcos, siendo inaugurada en el ciclo escolar 2007-2008 junto con otras tres instituciones:dos en Las Choapas y una más en Minatitlán, actualmenteya cuentan con salones de clases y funcionan al cien por ciento todas éstas menos Agua Dulce.

La Directora de esta modesta telesecundaria, Virginia Carmona Gutiérrez, señaló que el ejido donó inmediatamente un terreno para la edificación del plantel, ocupando “temporalmente” la casa ejidal para impartir las clases.

También indicó que se han enviado solicitudes al gobierno local, a la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), la Secretaría de Educación Pública (SEP) e incluso al Gobierno Federal para gestionar la construcción de aulas, pero ninguna ha sido respondida.

Además del riesgo de recibir un golpe por la caída de un mango, los 27 alumnos de esta escuela deben diariamente cargar sus mesa-bancos al patio para tomar clases, pues en el interior el calor es insoportable durante la primavera y el verano, cuando llueve los alumnos de los tres grados son hacinados en el interior de la casa ejidal, donde no cuentan con energía eléctrica; además el mobiliario escolar se encuentra en pésimas condiciones, la mayoría son desechos de otras instituciones.

Los pizarrones -si así se les puede llamar- son también cargados por los profesores. El de tercer grado es colocado sobre la ventana y el de segundo grado sobre el piso, los alumnos se colocan de forma aleatoria sobre el suelo de tierra, esa que cuando llueve se convierte en lodo.

Cuando se llevan a cabo las juntas de los ejidatarios, las tres profesoras de la telesecundaria se encargan de mover el mobiliario de la escuela; mientras que existe un solo baño sin agua entubada, quien lo usa debe acarrear el agua con una cubeta desde un pozo cercano.

Es triste observar las condiciones en que estos adolescentes deben tomar sus clases, sin ningún apoyo por parte de los gobiernos de todos los niveles.

Mientras que a nivel nacional se celebra la deducción en los impuestos de los gastos por educación en instituciones privadas a las que tienen acceso los menos; no se exige la inversión en la educación pública, de la que dependen los más.