Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Todos a sufrir: No sirven elevadores del Hospital Regional de Río Blanco

- Trabajadores y enfermos —incluidas embarazadas y personas con cáncer— deben usar escaleras

- Llevan así 2 semanas y al administrador Adrián Flores no le importa, acusan

- “El hospital se cae”; faltan fármacos e insumos

Lissette Hernndez Orizaba, Ver. 10/08/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos


Trabajadores del Hospital Regional de Río Blanco (HRRB), pacientes y sus familiares exigieron la intervención pronta del secretario de Salud, Gerardo Díaz Morales, pues desde hace dos semanas los elevadores no sirven y todos, incluidos los enfermos, tiene que subir por las escaleras.

Esto incluye a mujeres a punto de parir, personas que recibieron quimioterapias y personal que debe mover los alimentos cargándolos con todo y carritos.

Los trabajadores, quienes pidieron el anonimato por temor a represalias, dijeron que al administrador del hospital, Adrián Flores Suárez, no le ha importado este problema que enfrentan todos los que laboran o tienen que ser atendidos en este lugar



“Llevamos dos semanas sin elevador y como personal nos obligan a subir pacientes cargando, subir embarazadas por escaleras y adultos que van a quimioterapias hasta el tercer piso por las escaleras, algunos de ellos van vomitando porque recibieron su quimioterapia, esto no puede seguir así”.

Aseveraron que el Administrador está de viaje en España "en la boda de su hijo mientras el hospital se cae, pues también hay goteras, cascadas de agua al interior del hospital".

También acusaron que sigue el desabasto de medicamentos, de insumos, por lo cual es necesaria la intervención de la Secretaría de Salud a nivel Federal para que haga una auditoría.



Externaron que es doloroso e inaudito ver a las personas de la tercera edad subiendo con mucha dificultad las escaleras, así como a las personas que están luchando contra el cáncer y su estado de salud no es bueno y también tienen que hacer este esfuerzo.

Sin dejar atrás a las recién paridas que con mucho cuidado hacen lo propio, siendo las de cesárea las que corren mayor riesgo de que algún punto se abra.