Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

Todos tenemos los mismos derechos y obligaciones, sin importar la preferencia sexual

Si la iglesia dice que el matrimonio y la familia son valores de la humanidad, entonces debería permitir la Ley de Convivencia, afirma

10/04/2014

alcalorpolitico.com

"El Matrimonio y la Familia son valores de la Humanidad", Arquidiócesis de Xalapa.
 
Con esta frase me dirijo a ustedes, esperando vean que nosotros, los homosexuales, lesbianas, transgénero o heterosexuales, somos parte de la HUMANIDAD, por lo tanto como cito arriba es un valor que nos corresponde a todos, hablamos de un valor universal que como ustedes puntualizan "NO DEPENDE NECESARIAMENTE DE UNA RELIGIÓN" lo que se busca con la Ley de Sociedad de Convivencia y puntualizo, Ley de Sociedad de Convivencia y NO Matrimonio definido desde la religión Católica o Evangélica, es que personas como yo, abiertamente homosexual, tengamos los derechos que nos corresponden desde nuestro nacimiento como ciudadanos mexicanos y de la raza humana.
 
Desde el momento en que nacemos en una raza, en este caso la raza humana, porque creo que no somos perros o gatos, van adheridos a nosotros una serie de derechos y obligaciones, tanto políticas como sociales, ciertos grupos de la sociedad nos dicen que no podemos acceder a estos derechos, pero sí tenemos que cumplir con las obligaciones.
 
Somos una sociedad dividida en opiniones, con acuerdos y desacuerdos y precisamente estos han llevado a las sociedades a guerras y destrucción, ya sea por cuestiones religiosas, por dinero o por poder, estas siempre tienen como resultado, el derramamiento de sangre, señores legisladores, diputados, sociedad en general, les recuerdo que esta Ley de Sociedad de Convivencia, nos daría lo que nos corresponde, no pedimos poder entrar a la Iglesia católica y que bauticen a nuestros hijos, lo que pedimos, es poder cuidar de ellos sin pedirle permiso a nadie, ni que me digan si estoy haciendo algo bien o algo mal, una ley como esta no destruye sociedades mi querida Iglesia, lo que destruye sociedades es negarle a una pareja que decidió a partir de este regalo divino que Dios nos otorgó que se denomina Libre Albedrío, unir su vida, los derechos que le corresponden, el que mis hijos sean ciudadanos de tercera categoría, porque sus padres no son como dice la iglesia, un "matrimonio" entre un hombre y una mujer, no somos un matrimonio, en sus términos, pero sí somos una familia.
 
No nos nieguen los derecho que nos corresponden por que somos seres humanos, porque somos ciudadanos mexicanos, productivos socialmente y que cumplimos con nuestra parte, ahora les toca a ustedes legisladores cumplir con la suya y a la Iglesia, respeto su postura y por esa misma razón soy Budista, gracias.
 
Atentamente
 
Nombre (…)
  • Ipax
  • Seguimos trabajando
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado