Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Urgen tecnologías que transformen y reciclen desechos sólidos: SEDEMA

- Mariana Aguilar opinó que es hora de dejar atrás los rellenos sanitarios

- Habrá que buscar un modelo que no endeude a municipios

Javier Salas Hernndez Xalapa, Ver. 24/11/2018

alcalorpolitico.com

Para Mariana Aguilar López, secretaria de Medio Ambiente, la basura es un negocio sucio que debe desecharse, y mencionó la necesidad de emigrar del modelo de rellenos sanitarios a tecnologías que transformen y reciclen desechos sólidos que debieran generar energía para los municipios o para las empresas, pero con reglas más claras.

Aseveró que el manejo de los residuos sólidos urbanos está entrando a un nivel crítico, toda vez que en Veracruz se generan diariamente 6 millones de toneladas de residuos.

Expuso que el debate se da en el ámbito municipal respecto a las concesiones que involucra los contactos, rutas, las estaciones de transferencia, los puntos de destino final y la normatividad ambiental, pero que cada uno de estos pasos tiene su propia dinámica, y este es el origen de los conflictos que se han presentado en 28 rellenos sanitarios, de los cuales, 8 de ellos concesionados a la iniciativa privad: Poza Rica, Tuxpan, Xalapa, Boca del Río, Medellín, Nogales, Acayucan y Veracruz; el de Emiliano Zapata, dejó de funcionar.



Dijo que el manejo de los residuos sólidos urbanos es un tema de la agenda ambiental y una preocupación permanente para la comunidad, ya que todos los proyectos deben contemplar la transformación e industrialización de los residuos sólidos urbanos.

Los proyectos también deben impulsar una cultura de salud ambiental, buscar la integración y la participación ciudadana y en momento proteger el interés público.

Procesar y eliminar más del 90% de los residuos sólidos urbanos, liberar enormes extensiones de terrenos por la eliminación de depósitos de basura a cielo abierto, eliminación de gases de efecto invernadero con lo que se suprime la contaminación atmosférica, eliminación de lixiviados con lo que se suprime la contaminación de mantos freáticos, contribuyendo así a los esfuerzos nacionales para el control de la contaminación de las reservas acuíferas.



Por lo que es necesario buscar un modelo que no genere endeudamiento para los municipios ni para la Federación. Hay una complejidad de competencias legalmente que limitan a los municipios y al Estado para poder encontrar soluciones más adecuadas.

Se requiere preparar el marco legal para atraer financiamiento privado con reglas claras que les facilite la obtención de recursos de BANOBRAS, esta es una alternativa que ya están haciendo otros estados.