Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Veracruz lleva 285 mil firmas para revocación de AMLO, presumen promoventes

Para el 25 de diciembre, esperan duplicar las casi 180 mil firmas que corresponden al 3% de la lista nominal de la Entidad

Apolinar Velazco Xalapa, Ver. 10/12/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos

En Veracruz ya se han recolectado 285 mil firmas para promover la Revocación del Mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador y se estima que al finalizar el plazo, el 25 de diciembre, se dupliquen las casi 180 mil firmas que corresponden al 3% de la lista nominal de electores de la Entidad.

Así lo dio a conocer la presidenta nacional de la asociación civil "Que siga la democracia", Gabriela Jiménez Godoy, quien indicó que ayer entregó al Instituto Nacional Electoral (INE) el primer millón de apoyos y el 15 de diciembre planean entregar otro millón más, que se suman a las 800 mil que se presentaron previamente los ciudadanos que se registraron como promoventes del ejercicio consultivo.

"La meta de Veracruz son 179 mil 828, pero Veracruz ya tiene 285 mil presentadas", puntualizó en conferencia de prensa, en la que agregó que con la entrega del primer millón, 11 Estados de la República ya superaron el umbral del 3% de firmas y con la próxima entrega, otras 16 Entidades Federativas alcanzarán ese porcentaje.



Apuntó que antes de entregarlas al INE, las rúbricas son revisadas para que cumplan con los requisitos, es decir, que le firma sea legible, que no tenga tachones o se haya aplicado corrector, que anexen copia de la credencial por ambos lados y que la foto sea legible.

"Ya una vez que nosotros vemos que el formato y las firmas cumplen con los requisitos, entonces ya son enviadas a la Ciudad de México. Nosotros sabemos y tenemos la confianza de que todas las firmas que nosotros enviamos no van a tener algún problema, ya van verificadas por nosotros", aseguró Jiménez Godoy.

La dirigente de esta asociación civil rechazó el argumento de la autoridad comicial que carece de recursos para su realización y es que indicó que el presupuesto asignado para 2022 tiene 800 millones adicionales a los aprobados en 2021, cuando se dio la elección más grande de la historia en el país.



Además, criticó que los consejeros electorales no respeten la política de austeridad establecida en 2018 que obliga a todos los servidores a ganar menos que el Presidente, pues ganan más de 230 mil pesos; además, al no contratar seguros médicos de gastos mayores con cargo al erario público, ni tener asesores que devenguen un salario mayor al del Ejecutivo, que es de cien mil pesos aproximadamente.

Aunque todavía se ven toldos de recolección de firmas donde se lee "ratificación del mandato", lo cual el INE les prohibió por tratarse de publicidad engañosa; señaló que emitieron un comunicado en el que le pedían a todos sus colaboradores que quitaran, taparan o eliminaran cualquier propaganda que mencionara dicha frase; sin embargo, se justificó diciendo que muchas veces se trata de personas que desconocen de esta directriz.

Además, afirmó que la medida cautelar establecida por la Comisión de Quejas y Denuncias del INE coarta la libertad de expresión, toda vez una de las opciones de respuesta de la pregunta es revocar al Presidente por pérdida de confianza; la otra es que siga, lo cual indirectamente significa una ratificación.



Gabriela Jiménez Godoy recordó que por este motivo interpusieron un recurso ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), por lo que están en espera de la resolución del mismo.

"Nosotros no podemos promover una revocación si no estábamos trabajando para revocar al Presidente, es ilógico, a lo mejor otros promoventes lo hagan pero nosotros no podemos hablar de revocación cuando no es el objetivo para el que estamos trabajando", insistió.

Y es que desde su punto de vista, el ejercicio consultivo, el primero que se hace en el país y siendo López Obrador el primer Mandatario que se sometería al referéndum, busca que los ciudadanos tengan el derecho de expresarse sobre la continuidad o no del titular del Ejecutivo.



"Más allá de quién sea el Presidente de la República, la idea es que quien llegue al poder sepa que será vigilado y será calificado por su trabajo y si no lo está haciendo bien se puede quitar", resaltó ante los medios de comunicación.