Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Veracruz vive una dictadura disfrazada de democracia; no hay división de poderes

- Reprueban que Ejecutivo decida cargos en entes que deberían ser contrapeso: Vázquez Azuara, abogado

- Poder Judicial, Legislativo y hasta organismos autónomos son mandatados por gobiernos

Rafael Melndez Tern Xalapa, Ver. 15/08/2018

alcalorpolitico.com

En Veracruz existe una dictadura disfrazada de democracia, pues no hay una verdadera división de poderes, dado que el Ejecutivo viola la autonomía de los entes que deberían ser su contrapeso y no sólo eso, sino que los comanda; sostuvo el abogado Carlos Vázquez Azuara, catedrático de la Universidad de Xalapa (UX).

Tras recordar que magistrados, secretarios de despacho y legisladores deben ser contrapeso unos de otros, en “nuestra realidad” los gobiernos tienen un afán notorio de camuflarse tras dichos poderes y mandatarlos de manera real.

En el caso específico de las designaciones de magistrados, dijo que si bien es cierto que están contempladas en la norma a potestad del Ejecutivo, no menos cierto es que éstas deben tener un perfil de designación, “pero ahora parece que sólo se necesita ser amigo del titular del Ejecutivo, en donde el contrapeso se pierde”.



Lo mismo sucede con los organismos autónomos en donde el problema se encuentra muy arraigado, porque se observa que las designaciones también se quieren hacer a modo.

“Finalmente, agregamos que los integrantes del Legislativo tienden a ser designados bajo una óptica afín de mayoría del partido que comanda el Ejecutivo y eso genera retroceso”, advirtió el litigante.

Respecto de los partidos políticos, la percepción generalizada es que éstos obedecen a intereses propios y en segundo lugar a los intereses de los gobernados.



“Nos damos cuenta de que las votaciones son en bloque, se obedece a la percepción personal, hay omisión legislativa, porque lo que interesa son los consensos que puedan generar resultados futuros y no el orden del beneficio social; es lamentable, es un error que seguimos arrastrando”, advirtió.

Dejó en claro que el problema tiene su raíz en el diseño normativo, que permite que el Ejecutivo decida las ternas, por ejemplo en cargos como las magistraturas y, además, que las ratifique.

"Aunque hablamos de una división de poderes un jefe del Ejecutivo puede designar magistrados, legisladores y hasta titulares de órganos; tenemos una dictadura con disfraz de democracia".