Ir a Menú

Ir a Contenido

Temporada de lluvias
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Vida de prostitutas de la tercera edad, ha sido un rosario de tragedias: Amanda De la Rosa

- Malcolm Venville quería hacer un registro sobre las mujeres de Casa Xochiquetzal, en Tepito y me uní al proyecto en 2007, señala
- A veces veía que las habitantes de la Casa, salían a las calles a cazar clientes algunas incluso con minifalda y andadera

Arturo Benjam?n P?rez Xalapa, Ver. 26/01/2014

alcalorpolitico.com

Cuéntame tu vida y háblame de los hombres, son las preguntas con las que iniciaba su trabajo con las habitantes de Casa Xochiquetzal, refugio de prostitutas de la tercera edad, aquellas que por la edad no les queda de otra más que seguir en las calles, que gracias al apoyo de Carmen Muñoz, quien las organizó y logró que el Gobierno del DF diera un lugar donde se les ofrece techo, atención médica y ayuda psicológica: Casa Xochiquetzal, casona del siglo XVI, ubicada en pleno corazón de Tepito, donde viven, realmente como refugiadas, alrededor de 60 mujeres.
 
Tuvimos la oportunidad de hablar con Amanda de la Rosa en su reciente visita a Xalapa, quien nos habló del cómo surge el proyecto, desde los inicios.
 
Amanda, ¿cómo surge The Women of Casa X? ¿En qué momento se te invita y cual fue tu primera impresión?
 
Este proyecto surgió por un fotógrafo y director de cine inglés que se llama Malcolm Venville. Él es un amante de México. Hace unos años hizo un libro de fotografías de luchadores en sus trajes de combate, que se llamó Lucha Loco.
 
En esta ocasión quería volver a México, a hacer un registro sobre las mujeres de Casa Xochiquetzal. Justo por esas fechas, publiqué un texto sobre peleas clandestinas, en la Revista Chilango. Por algún motivo, ese texto llegó a manos de Malcolm, le gustó y él me pidió que me encargara de la investigación y de la parte literaria. Cuando me enteré que tendría que ir casi diario a Tepito, a investigar el tema de la prostitución, sí me lo cuestioné. No sabía qué esperar, si iba a aguantar, o qué tan seguro era. Cuando entré por primera vez a Casa Xochiquetzal, no tuve dudas de que quería participar. Mi primera impresión fue de sentir compasión por las señoras. Creo que para cualquiera puede ser fuerte tener contacto con las mujeres que ahí habitan.
 
¿Cuál fue la reacción de las entrevistadas?
Fueron varios meses de trabajo con ellas antes de hacer tanto las entrevistas, como las fotos. Las mujeres de Casa Xochiquetzal han sufrido mucho.
 
Imagínate lo peor que le puede pasar a un ser humano: ellas han pasado por todo. Creo que lo más difícil fue escuchar sus historias. Salíamos llorando después de pasar el día con ellas.
 
Era de esperarse que no siempre fuera fácil la convivencia. Es común que se agredan entre ellas, o que no siempre sean amables con los visitantes. Para las entrevistas reaccionaron bien, ya habíamos convivido, ya nos conocían y tenían ganas de ser escuchadas. Insistían mucho en que otras jóvenes supieran el sufrimiento que implica ser “una mujer de la vida fácil”, para que no repitieran sus historias.
 
Por supuesto, hubo muchas anécdotas durante la preparación del libro, nos cuenta Amanda de la Rosa que originalmente las fotos iban a estar vestidas, pero el día de la sesión, Malcolm Venville sugirió que se desnudaran, ninguna tuvo problema en hacerlo, más que Aurelia, que no se desviste ni para bañarse.
 
Nos explica Amanda: “el libro consta de las fotografías que hizo Malcolm Venville, acompañadas de los relatos de las vidas de las señoras –que fue mi participación. Me limité a hacerles dos preguntas: cuéntame tu vida y háblame de los hombres. Las historias que arrojan son alucinantes. También incluye una introducción donde cuento la historia del lugar, Casa Xochiquetzal, que surge a iniciativa de Carmen Muñoz”
 
“Casa Xochiquetzal es una casona del Siglo XVI, que está en el corazón de Tepito. Es un lugar único en América Latina, ya que es un refugio para prostitutas de la tercera edad. Hasta hace algunos años, las prostitutas de Tepito y la Merced, al llegar a cierta edad, no les quedaba más que vivir en las calles. Sin embargo, nos indica Amanda de la Rosa, una mujer valiente y admirable, Carmen Muñoz, las organizó y logró que el Gobierno del D.F. les diera un lugar en donde pasar sus últimos días. Ahí les dan techo y atención médica y psicológica. Viven cerca de 60 mujeres.
 
“Una de las cosas que más me llamó la atención –comenta Amanda– es que Casa Xochiquetzal es un refugio, no una casa de retiro. A veces veíamos a las abuelitas salir a las calles a cazar clientes –algunas incluso con mini falda y andadera–, y lo increíble es que todavía logran hacerse “de un ratito”, como ellas dicen. Cuentan que sus clientes son, principalmente, jóvenes que buscan experiencia. Cobran entre 25 y 300 pesos”.
 
“Carmen Muñoz tuvo una vida terrible. A los once años un fulano la secuestró, la violó y como “había perdido su honor”, sus papás la casaron con el degenerado que había abusado de ella. Su vida ha sido un rosario de tragedias. Ella encontró en la prostitución una manera de sacar adelante a sus hijos. Cuenta que una noche caminaba por las calles de Tepito en busca de hacerse de “un ratito”, cuando encontró a algunas colegas, ya mayores, durmiendo en las calles, cubiertas con periódicos. Se dio cuenta de cuál era el destino de las prostitutas, llegadas a cierta edad y decidió hacer algo por ellas.
 
Después de diez años de trabajo, logró hablar con el Jefe de Gobierno, y consiguió una casa para dar techo a todas las prostitutas de la tercera edad.
 
Carmen es casi analfabeta, pero eso sí, con los pantalones bien puestos. Es increíble lo que logró. Puedes leer su vida en The Women of Casa X, libro que se dio a conocer en Holanda.
 
¿Qué reacción tuvo el público en su presentación en Holanda?
 
El libro fue publicado en inglés, por Schilt, que es una editorial Holandesa. La presentación fue en Londres, en noviembre pasado. El libro ha recibido buena crítica, sobre todo en Inglaterra. Es interesante ver cómo reacciona el público.
 
Antes de tener el tiempo de cuestionarse, las imágenes se cuelan directo al terreno de las emociones. Es un libro que provoca sensaciones. Las mujeres han tenido vidas sumamente duras y sus cuerpos guardan memoria de esto.
 
¿Qué sabor te dejó este proyecto?
 
Ir a Casa Xochiquetzal sacude a cualquiera. Es ver de frente lo más oscuro de la naturaleza humana. A veces pasaba la tarde atacada de la risa de los consejos que me daban las señoras para aprender a tratar a los hombres.
 
Otras veces me hacían llorar de tristeza. Son conmovedoras, es inevitable cuestionarse sobre el tema del servicio social y no me refiero sólo a las instituciones, sino a lo que cada uno de nosotros, desde nuestra posición podemos hacer por los demás. Por ejemplo, todos tenemos familiares mayores a los que no siempre les damos el trato que se merecen. Una llamada, un detalle, por insignificante que nos parezca, para ellos se vuelve todo.
 
Malcolm Venville es un fotógrafo y director de cine con sede en Londres. Ha dirigido numerosas campañas de televisión, muchas de ellas, galardonadas, para empresas como Nike, Xbox, Volkswagen, Google y Guinness. Su currículum como director de cine incluye varios cortometrajes, así como dos largometraje '44 Inch Chest 'y' Crimen de Henry ', la primera fue ganadora del Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de Sevilla. Como fotógrafo, Venville ha producido con anterioridad tres libros 'Dressed to Kill' de 2012, ' Lucha Loco' de 2006 y ' Layer ' en el 2003.
 
Amanda de la Rosa se unió al proyecto de Malcolm Venville en el 2007. Hija de mamá xalapeña, nacida en Texas, vive entre la Ciudad de México y la India.
 
Como periodista, ha publicado en El Universal, Chilango, Marie Claire, National Geographic Traveler, Travel and Leisure, entre otras. Como guionista trabajó para Televisa, TV Azteca, Lemon Films. Ha escrito y dirigido campañas publicitarias para marcas transnacionales. Su cortometraje "El holandés Errante" ganó el Festival de Cine de Xalapa organizado por SECTUR Veracruz.
 
Antes de concluir preguntamos la posibilidad de presentar en México a The Women of Casa X, a lo que Amanda nos informó que “…estamos viendo editoriales locales. Esperemos que haya interesados en hacer una edición para compartir con la gente de México. “The Women of Casa X”. Por lo pronto ya se vende en Europa, Estados Unidos y Canadá. En México aún no está a la venta en librerías, pero se puede comprar por Internet a través de Amazone.”
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Toca cuidarse
  • Salon de usos multiples
  • Ipax