Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Violencia contra mujeres gana terreno en Tuxpan, advierten

- En alza feminicidios y tráfico humano, urge que se aplique la ley: coordinadora de Pastoral

- Recuerdan a la mártir María Goretti, asesinada de 14 puñaladas y quien antes de morir perdonó a su victimario

De la Redaccin Tuxpan, Ver. 06/07/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
En la actualidad, al igual que muchos otros problemas, la violencia contra las mujeres va ganando terreno en todos los estratos sociales, señaló Claudia Elizabeth Pérez de la Cruz, coordinadora de la Pastoral de la Comunicación.

“Tristemente se ha vuelto tan común, así como tan indiferente para muchos. La mayoría de estas mujeres tenían proyectos, planes e ilusiones pero súbitamente se los han truncado y todo termina ahí literalmente, porque en la mayoría de casos no se castiga a los asesinos y todo queda en la impunidad”, lamentó.

Agregó que en estos días se transmitió una miniserie titulada “Caníbal, indignación total”, que relata la forma de actuar, el hallazgo macabro y la aprehensión de un asesino en serie, aparentemente un vecino y amigo ejemplar que hizo lo que quiso con sus víctimas, como matarlas, mutilarlas e incluso comerse la carne de 19 mujeres.



“Es una historia trágica, aterradora e inhumana que sacudió a nuestro país el 15 de mayo de 2021”, abundó la representante de equipo pastoral de la Diócesis de Tuxpan.

Asimismo, remembró que a lo largo de la historia se han dado estas situaciones violentas contra la mujer, como el caso de una Santa llamada María Goretti (1890-1902), a quien se recuerda este 6 de julio.

Apuntó que cuando María Goretti tenía 11 años, un vecino llamado Alessandro, quién, cansado de ser rechazado, la asesinó de 14 puñaladas por resistirse a una violación, pero, inesperadamente, antes de morir lo perdonó. La santa es llamada la “pequeña y dulce mártir de la pureza”.



“Jesús, en su paso por la tierra, defendió a la mujer de la misoginia u odio hacia ella. Así lo descubrimos en su encuentro con la mujer adultera o con la mujer samaritana. No las consideraba inferiores ni rehuía de su compañía, porque, ‘de la costilla que le había sacado al hombre, Dios formó una mujer. Se la llevó al hombre y éste exclamó: Esta si es hueso de mis huesos y carne de mi carne’”, citó.

Pérez de la Cruz concluyó que la sociedad que dejaremos a las nuevas generaciones es desigual, injusta y sin valores humanos y espirituales que susciten la compasión humana, el amor, el respeto a la vida y la igualdad de derechos. El trabajo es de todos, sino pagaremos el precio: asesinatos sin sentido, feminicidios y tráfico humano. Es urgente la aplicación de la ley”.