Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

“Vivimos de los turistas”; artesanos de El Tajín piden reabrir zona arqueológica

- Con la pandemia perdieron el 100% de sus ventas, algunos hasta cambiaron oficio

- Ninguno de los 300 artesanos afectados recibió apoyo: “estamos olvidados”

Apolinar Velazco Xalapa, Ver. 19/12/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos


Al decir que con la pandemia de COVID-19 sus ventas cayeron al 100 por ciento, viéndose obligada a trabajar en otra actividad; la artesana Viridiana Juárez Méndez, pidió al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), abrir la Zona Arqueológica de El Tajín.

Y es que expresó que ella y otros 300 artesanos viven de la llegada de turistas a este sitio emblemático de la Cultura Totonaca, pero que, con las medidas sanitarias implementadas en marzo de 2020, perdieron el ingreso por la hechura de sus manualidades.

“Sigue cerrada y vivimos del turista, entonces por ahorita no hay nada, todo está cerrado. Necesitamos que ya abran la zona arqueológica, porque nada más dan fechas, pero no la han abierto”, manifestó.



Juárez Méndez negó que hayan recibido algún apoyo económico durante estos meses que ha estado cerrado El Tajín. “Nuestro trabajo es la artesanía, pero nos han olvidado, estamos olvidados”.

Dijo que toda la comunidad, que lleva el mismo nombre de la zona arqueológica, está afectada con esta situación, lo que ha hecho que todos habitantes hayan buscando alternativas laborales para poder subsistir durante este tiempo.

“Han de ser como unos 300 locales, todos nos dedicamos al bordado y otras cosas. Hay una comunidad cercana que se llama Gildardo Muñoz donde está un complejo penitenciario, y pues todos los de la comunidad se fueron a trabajar ahí, de albañilería, pintura”, puntualizó.



La artesana papanteca y participante de la Expo Venta Xante 21, que se llevó a cabo en el parque Juárez de Xalapa, desde pasado 15 de diciembre y hasta hoy domingo 19 de diciembre, añadió que están tratando de retomar la elaboración de sus bordados, por lo que pidió ayuda al Gobierno para lograr este cometido.