Ir a Menú

Ir a Contenido

Temporada de Frentes Frios
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

¡Adiós, Cardenal!

En la Catedral de Xalapa, para despedirlo, fue celebrada la vida de Sergio Obeso Rivera, quien fuera Arzobispo de la capital por 28 años

Noreli Morales Xalapa, Ver. 13/08/2019

alcalorpolitico.com

Además de cientos de feligreses, a la Misa Exequial para dar el último adiós al Cardenal Sergio Obeso Rivera se unieron figuras políticas, sacerdotes de diferentes comunidades, cardenales, arzobispos y obispos de las distintas diócesis de la entidad y el país, empresarios y los familiares de quien también fuera Arzobispo Emérito de Xalapa.

La ceremonia tuvo una emotiva y conmovedora participación a cargo de un familiar de Obeso Rivera.

Con la voz entrecortada y lágrimas en los ojos, su sobrina compartió unas palabras con los creyentes, amigos y familiares que se reunieron en la Catedral Metropolitana de Xalapa, para despedir a quien fue un gran humano con los suyos y las personas que lo rodearon.

"Fuimos testigos de que él nos regaló su cariño de hijo, tío, hermano, siempre fraterno y enalteciendo la memoria de los entrañables Emilio y Estela. Para muchos de nosotros ha sido toda una vida contigo y ahora, será una vida con tus recuerdos".

Al continuar leyendo, destacó las grandes enseñanzas de Obeso Rivera.

"Aprendimos de ti, tu alto nivel de sencillez en la vida cristiana, así como el manejo discreto de todo lo que te rodeaba en tu vida diaria, pero a decir de todos, sabemos tus grandes capacidades, gran lector de la historia universal, tu gusto por la música clásica, excelente mensajero de las sagradas escrituras".

"El anecdotario de tantas vivencias tuyas, que nos compartiste en todo este tipo, son innumerables, pero siempre las escuchábamos con grande atención, porque sabíamos que siempre nos llevábamos un aprendizaje y unas carcajadas", dijo entre lágrimas.

Tras estas palabras, se escucharon aplausos y porras por los feligreses, quienes también se sintieron conmovidos.

Con flores blancas, banderas del mismo color, se movían al unísono de alabanzas a cargo de los creyentes, mientras la acción conocida como servicio del altar, mostró el gran aprecio que la sociedad, familiares y cercanos tuvieron por el arzobispo emérito.

El ataúd de madera, como él lo solicitó, cubierto con las banderas de México y del Vaticano, fue cargado y llevado en una pequeña procesión por líderes religiosos y familiares cercanos, llegando así, hasta donde el querido cardenal Sergio Obeso Rivera sería sepultado, dándole el último adiós.

Una vida dedicada a Dios

Previamentente, durante la Misa Exequial, con una extensa reseña sobre la obra y vida del Cardenal, el arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, reconoció la gran labor y dedicación que Obreso ofreció a la gente, a Dios y a la Iglesia Católica.
 
Reyes Larios destacó la biografía de Obeso Rivera, nacido en la ciudad de Xalapa el 31 de octubre de 1931, aunque hasta los 9 años de edad residió en el municipio de Las Vigas, de donde se consideraba originario.
 
Ya después, su ordenación sacerdotal fue en la ciudad de Roma, Italia, el 31 de octubre de 1954, siendo su primera misa en la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México. Para luego ser designado Obispo de Papantla, el día 30 de abril de 1971.
 
Como ya se ha relatado en estos días, el 18 de enero de 1974 fue nombrado Obispo Coadjutor con derecho a sucesión de la Arquidiócesis de Xalapa y a la muerte del arzobispo Emilio Abascal Salmerón, el 12 de marzo de 1979, Obeso Rivera se convirtió en el tercer Arzobispo de Xalapa, durando 28 años en este cargo.
 
En una agradable homilía, Reyes Larios destacó un 10 de abril de 2007, el Papa Benedicto XVI aceptó su renuncia a la Arquidiócesis de Xalapa, convirtiéndose entonces en Arzobispo Emérito de Xalapa.
 
Tras contar anécdotas y momentos de las buenas enseñanzas, comentó el día el que fue nombrado Cardenal por el Papa Francisco, un 28 de junio del 2018, fue un hecho que el mismo Sergio Obeso no se lo esperaba.

"Por vez primera, la oficina eclesiástica de Xalapa se vió distinguida con el nombramiento del cardenal Sergio Obeso Rivera a sus 86 años de edad".

"Compartimos hermosos momentos, compartió siempre sencillez y humildad que siempre le caracterizaba, el domingo pasado, nuestro Arzobispo Emérito llegó al final de esta vida terrena y con toda seguridad ha renacido y ha recibido el premio de los fieles servidores de Dios y se le ha otorgado una mansión en los cielos".

En esta ceremonia, intervinieron en la concelebración Gonzalo Alonso Calzada, obispo de Tehuacán; Mario de Gasperín Gasperín, Emérito de Querétaro; Eduardo Cervantes Merino, obispo de Orizaba; Ramón Calderón Batres, Emérito de Linares; entre otros obispos del país, así como, Egelberto Rodriguez delegado del Cardenal de Guadalajara y el Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado Emérito.
 
  • Ipax
  • Temporada de Frentes Frios
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples
  • La Parroquia Xalapa
  • Paga tu predial en linea