Ir a Menú

Ir a Contenido

Temporada de Frentes Frios
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

¿Qué es marketing emocional?

Karla Ortega Tapia 03/08/2019

alcalorpolitico.com

Para ponernos en contexto y conocer un poco más acerca de esta tendencia, repasemos qué es marketing emocional.
 
Marketing Emocional, en términos genéricos, hace referencia a todas esas estrategias de comunicación destinadas a establecer una relación afectiva entre la marca y el consumidor. Sin embargo, la definición "mucho más fácil de reconocer, más fácil de conectar con ella, más fácil de “sentirla”", engloba perfectamente el concepto.
 
Marketing emocional es ese marketing que se siente, que emociona, que impacta y que CONECTA contigo.
 
“Marketing Emocional es ese marketing que no se ve pero se siente”.
 
¿Cómo funciona el cerebro del consumidor?
 
Asistí a una ponencia y quiero compartirla, PRO Marketing DAY, la ponente Gemma comienza hablando acerca de cómo compramos.
 
Según estudios, hasta el 95% de las compras se realizan desde el estómago y el corazón.
 
¿Esto qué significa?

Que cuando compramos, lo hacemos movidos por la emoción. Y, aunque creamos que en la mayoría de los casos hay una justificación detrás, no es así.
 
Es nuestro cerebro es el que se encarga de justificar cada compra, pero estamos equivocados, la emoción es mucho más fuerte y es la que nos mueve a realizarla.
 
Constantemente estamos recibiendo impactos de diferentes formas: impactos en forma de imágenes, colores, sonidos, energía o palabras. Nuestro cerebro es capaz de atribuir esas imágenes a un determinado concepto en menos de 7 segundos.
 
Es decir, en este periodo de tiempo tan breve somos capaces de decidir si ese impacto recibido conecta o no con nosotros.
 
Un ejemplo muy bueno es el de un héroe o un villano de Disney. Sin tan siquiera pronunciar palabra, ya podemos asociarlos a unos determinados sentimientos y/o valores. ¿Verdad?
 
Si trasladamos esto al marketing, podemos concluir que un usuario puede forjar su primera impresión de tu marca también en 7 segundos. Y es aquí donde hay que hacer especial hincapié como un mantra: Si no emocionas, no existes.
 
La diferenciación es la emoción, es decir, encontrar tu esencia y lo que te hace único es por lo que te diferenciarás y conseguirás que te recuerden.
 
Marketing Emocional
 
Debemos hacernos preguntas, cuestionarnos todo lo que sabemos ya que es lo que nos va a permitir avanzar. Y, con humildad, responder a todas esas preguntas que nos plantea.
 
1. La marca
 
Una marca es mucho más que un logotipo. Es una filosofía de vida. De hecho, lo que los consumidores compran ya no son productos o servicios, compran valores y se identifican con esos valores.
 
Por ello, es preciso cuestionarse cuáles son esos valores y definirlos muy bien. También tendremos que cuestionarnos qué estamos haciendo para transmitir esos valores, preguntarnos qué vías o qué formatos estamos utilizando para que estos lleguen a nuestros usuarios.
 
*Tip: Define 3 valores y deja constancia de ellos en cada comunicación que realices, sin importar el formato que tenga: tu página web, en tus redes… Añadir tus valores en todas tus comunicaciones ayudan a que tu marca sea memorable.
 
2. El Marketing, puro y duro
 
Se debe abogar por un Marketing conectado al placer vs. marketing conectado al dolor. ¿Por qué? Porque la venta espanta.
 
Si el usuario detecta que le vas a vender, sale corriendo. Se asusta y pondrá un freno, por eso añadir más “dolor” no resulta constructivo.
 
Si queremos a nuestro cliente y a nuestra marca debemos dejar de “hacer daño” y para ello debemos buscar generar otras emociones que pueden funcionar muy bien.
 
Una emoción ideal a la hora de trabajar es la de la curiosidad y ésta implica todo el proceso interno que no se ve de una marca:
 
- El proceso creativo
- El entorno
- La familia
 
Además, la curiosidad está muy ligada a una parte del marketing que está muy en boca de todos, la influencia y el storytelling.

Si conseguimos que el cliente se enganche y se comprometa con mi historia mediante esta emoción estaré logrando ese objetivo tan ansiado por muchos de los que hacemos marketing: el engagement.
 
El buen marketing no debe doler, debe inspirar.
 
3. Las experiencias
 
Las experiencias son estimulaciones de los sentidos y las marcas que crean experiencias saben que al crearlas, construyen lazos mucho más fuertes que conectan con su público.
 
En este paradigma On-Off, estos dos “mundos” van de la mano. Cuando hago on, hago off y viceversa. Están constantemente conectados.
 
Ahora, ¿cómo introducir las experiencias en una estrategia de Marketing para poder conectar con nuestra audiencia? Ve más allá y pregunta, ¿en qué lugar de la pirámide de productos ubicamos esta experiencia? ¿Algo exclusivo, algo multitudinario, para sensibilizar, para hacer networking?
 
En sí, las experiencias como modelo de negocio suponen muchos gastos asociados; sin embargo, el ejemplo que planteamos de su empresa Extraordinaria es un caso de éxito.
 
Aunque este negocio sea casi fundamentalmente “offline”, la repercusión que se consigue online es brutal. Una comunidad de 4 años de antigüedad que ha conseguido un crecimiento increíble en muy poco tiempo, ya que son las mismas mujeres quienes asisten a estas experiencias las amplificadoras de marca a todos los niveles posibles.
 
Y es que las experiencias emocionan. Es muy difícil que alguien no se sienta conmovido en una experiencia “de tú a tú”.
 
La grandeza de una marca no se mide por su tamaño, se mide por lo que te hace sentir cuando interactúas con ella.
 
Reunirse, aprender, ponerse al día de todas las novedades de un determinado sector, hacer networking y compartir está genial, pero si todos hacemos lo mismo, estamos vendidos. Esto no se aprende en ningún sitio.
 
Es la emoción y la autencididad lo que nos hace únicos y genuinos lo que nos va a diferenciar.
 
Despertemos para volver a inspirar. Nos anima a reencontrarnos con nuestro propósito y para poder conectar de nuevo con nuestros clientes, nuestros seguidores, con la gente… Para así, hacer “magia” con nuestras campañas.
 
 Tips para diferenciar tu negocio con Marketing Emocional
 
Como conclusión, a fin de honrar el “buen marketing”, concluyo con una recopilación de tips y prácticas de Marketing Emocional para ayudar a diferenciarnos:
 
▷ Encuentra y define tus 3 valores de marca.
 
▷ Impregna tus comunicaciones con esos valores que te diferencian.
 
▷ Apostar por lo que no se ve, se siente y haz magia con tus campañas.
 
▷ No hagas lo mismo. Marca la diferencia y sé genuino.
 
▷ Inspira
 
▷ Emociona.
 
¡Larga y próspera vida al marketing que EMOCIONA! Si deseas asesoría, escríbeme: [email protected]



 
  • Temporada de Frentes Frios
  • Paga tu predial en linea
  • La Parroquia Xalapa
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples
  • Ipax