Ir a Menú

Ir a Contenido

Casas Carpin

Seccin: Nacional

9 gobernadores quedan a deber en seguridad, entre ellos Yunes Linares: Especialistas

- Coatzacoalcos y Minatitlán con problemas serios de secuestros; en el Norte hay presencia de grupos de delincuencia organizada
- Corredor Córdoba-Orizaba-Puerto de Veracruz, de los más inseguros por el robo de mercancía y autotransporte

El universal Ciudad de M?xico 21/05/2018

alcalorpolitico.com

Homicidio doloso, secuestro, robo de hidrocarburo, feminicidio, lesiones dolosas, narcomenudeo, robo de vehículo, robo a negocio, asalto a transeúnte en vía pública y trata de personas, es lo que dejarán como herencia los nueve gobernadores salientes de este año, en materia de seguridad a sus sucesores, que serán electos en los comicios del próximo 1 de julio. Algunos más que otros.

A excepción de Yucatán, donde la incidencia delictiva se mantiene estable, en Tabasco, Ciudad de México, Guanajuato, Puebla, Jalisco, Veracruz, Morelos y Chiapas, algunos de esos problemas están “desbordados” y los candidatos en esas entidades no han presentado propuestas integrales, aseguran especialistas en el tema.

La alternancia política que probablemente se dará en alguna de estas entidades, no garantizará una mejoría en la seguridad ciudadana, al contrario, la afectará, consideró el académico, Carlos Vilalta.

“La alternancia trae cambios burocráticos abruptos y con ello se modifica la forma en que las instituciones de seguridad pública trabajan. Siempre hay cambios en secretarías de Seguridad Pública y en las procuradurías, lo que se traduce en nuevas políticas de seguridad”, refirió.

El integrante del Sistema Nacional de Investigadores afirmó que las alternancias políticas impactan en la incidencia delictiva y en áreas de seguridad y procuración de justicia que modifican su operación ante nuevos mandos.

Para el director del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), Francisco Rivas Rodríguez, de todas las entidades que tienen elecciones, Tabasco y la Ciudad de México registran un “desbordamiento” delictivo.

Explicó que Tabasco vive una crisis por secuestros, robos y extorsiones, mientras que la capital de la República sufre de homicidios dolosos, narcomenudeo, robos con violencia y robos a negocio.

De acuerdo con el reporte más reciente de la asociación civil Alto al Secuestro, Tabasco, gobernado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), ocupa la séptima posición en la lista de los ocho estados con el mayor número de privaciones ilegales de la libertad, al registrar un total de 554 en la presente administración federal.

Los municipios con el mayor número de plagios son: Centro, Cárdenas, Huimanguillo, Macuspana y Cunduacán. Además, la entidad del sureste se ubica en tercer lugar con más autosecuestros, según cifras de la Secretaría de Gobernación (SEGOB).

“Tabasco tiene una problemática evidente que afecta más al ciudadano. Los homicidios dolosos han venido creciendo, pero lo que sabemos es que están desbordados los robos, los secuestros y las extorsiones, eso evidentemente te complica un panorama, que no es el mismo de otras entidades”, alertó el activista.

Según el último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Tabasco está por arriba de la media nacional en robo con violencia, robo a negocio y robo a transeúnte.

En el caso de la Ciudad de México, Rivas Rodríguez comentó que padece un repunte en muertes violentas, producto de la disputa entre grupos de narcomenudistas, y que si bien se encuentra por debajo de la tasa nacional, no deja de ser preocupante.

“También debe alertar el robo común y aunque aparentemente en este momento esté disminuyendo el robo a transeúnte, el asalto con violencia sigue siendo un problema y permanece en los primeros lugares a nivel nacional, al igual que el hurto a negocios”, advirtió.

De igual forma, mencionó, la capital de la República padece una problemática relacionada con el narcomenudeo, que ha crecido de manera sostenida, al grado que diversas bandas incrementaron su pugna por el control de territorios para la venta de drogas.

Sobre Guanajuato, donde el Partido Acción Nacional (PAN) gobierna desde 1995, Rivas Rodríguez explicó que presenta un creciente robo de hidrocarburo, trenes y de homicidios dolosos.

Carlos Zamarripa Aguirre, fiscal del Estado, declaró en abril pasado que el incremento de los asesinatos en el primer trimestre de este año se debe a la disputa entre grupos de la delincuencia organizada y el huachicoleo en varios municipios, por donde atraviesan los ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

Se encuentra entre los estados con más carpetas de investigación por el delito de robo con violencia, a casa habitación y a negocio.

El experto en seguridad, Alejandro Hope, señaló que los delitos que más afectan a Puebla son el robo de combustible y la violencia homicida derivada de esta actividad, que se extendió a otras zonas más allá del llamado Triángulo Rojo: “Creo que en Puebla estos son los tipos de delitos de alto riesgo y otros asociados a la delincuencia común en la zona metropolitana”, expuso.

Según datos oficiales, el número de tomas clandestinas detectadas en la entidad pasó de 76 en 2011 a mil 443 el año pasado. Hay una competencia entre bandas de huachicoleros y el Cártel Jalisco Nueva Generación, organización criminal que busca controlar esta actividad ilícita.

“Hasta donde me decían recientemente, en Puebla ha venido bajando un poco la presión en el Triángulo Rojo, pero ha venido creciendo en la zona de San Martín Texmelucan”, explicó Hope.

El Observatorio Nacional Ciudadano consideró que se espera que el homicidio doloso, el robo de vehículo y el robo con violencia aumenten gradualmente durante los próximos 20 meses en Puebla, en un contexto de inestabilidad política y de cambios de administración estatal y municipal que podrían obstaculizar el desempeño de las instituciones de seguridad y justicia.

Respecto a Jalisco, Hope comentó que registra un ascenso de la violencia en los últimos meses, derivado de una disputa entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y grupos disidentes, entre ellos el Cártel Nueva Plaza, que tiene varios focos, uno de ellos el municipio de Tlaquepaque, ubicado en la zona metropolitana de Guadalajara.

“Hay zonas rurales donde también ha habido problemas serios de violencia, sobre todo en la frontera con Zacatecas y los límites con Colima”, detalló.

En el caso de Veracruz, gobernado por el PAN, el especialista precisó que tiene problemas serios de secuestro en los municipios de Coatzacoalcos y Minatitlán.

“El corredor Córdoba-Orizaba-Puerto de Veracruz es uno de los más inseguros por el robo de mercancía y de autotransporte. En el norte del Estado, en la frontera con Tamaulipas, hay presencia de grupos de la delincuencia organizada”, enfatizó Hope.

Dijo que no espera “grandes cambios estructurales en uno de esos tres estados y en ningún otro. La mayor parte de estos problemas son persistentes, estructurales y sistémicos que requieren cambios de fondo, que requieren tiempo”.

Las autoridades de Morelos aseguran que el secuestro y la extorsión se redujeron en 77% y 88%, respectivamente, en el último año.

Las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública lo ubica con ligeros incrementos en número de carpetas de investigación por casos de robo a casa habitación y robo a negocio, en el primer trimestre del año.

En tanto, Chiapas enfrenta una problemática en delitos como lesiones dolosas, robo de vehículo y violación simple.

El investigador Carlos Vilalta expuso que el estado de Yucatán “siempre ha sido una entidad segura y lleva más de 11 años en descenso progresivo de la incidencia. René Jiménez Ornelas, académico de la UNAM, dijo que ninguno de los candidatos en donde renovarán la gubernatura ha presentado propuesta integral en materia de seguridad pública
 
  • Ipax
  • La Parroquia Xalapa
  • Salon de usos multiples