Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

A sus 12 años, Kimberly ya maneja camiones y tráileres; niña divide opiniones

- Fue su padre quien le enseñó; ya ha manejado por Xalapa y la región

- Es alumna ejemplar con 9.9 de promedio en su secundaria; sueña con trabajar en PEMEX

Jos Topete Xalapa, Ver. 12/12/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos


A sus 12 años, Kimberly sabe manejar volteos, retroexcavadoras, tráileres y otras unidades pesadas. A la fecha, ella acompaña a su padre, quien labora como chofer, ayudándolo a manejar por trayectos y su historia se ha vuelto viral.

Además, ella es una alumna ejemplar con de 9.9 promedio de calificación en la escuela secundaria general “Juan G. Alarcón” de Xico, en donde radica con su familia.



Kimberly comenta que se está esforzando pues uno de sus objetivos es acceder a una beca que le permita continuar sus estudios y, algún día, laborar en Petróleos Mexicanos (PEMEX).

La menor reconoce que en redes sociales su habilidad para el volante divide opiniones, pues hay quienes la apoyan y también quienes consideran que es peligroso que conduzca unidades pesadas.

Al respecto, Ramón Hernández Lozada, papá de Kimberly, comenta que sólo busca enseñar a su hija a trabajar en el oficio que él práctica desde hace 15 años y que le ha permitido sacar adelante a su familia, conformada por su esposa y otra hija de 16 años.



“Me gusta mucho mi oficio, con el que he mantenido a mi familia. Hasta ahorita no he tenido un accidente, gracias a Dios, pero sí sufrí la inseguridad de las carreteras en un asalto, por eso dejé de trabajar en tráiler y ahora soy chofer de volteo.

“A mi hija le gusta mucho manejar y le di la oportunidad de aprender porque, aunque es una niña es algo que disfruta hacer (…). A mí me motiva y creo que puede servir de ejemplo a otras mujeres. Agradezco el apoyo de quienes motivan a mi hija, espero que algún día ella pueda trabajar en este oficio o lo que ella quiera”.

Por su parte, Kimberly comenta que desde los 10 años le pidió a su padre enseñarle a manejar, aunque inicialmente no la tomó enserio. Con la pandemia y la suspensión de clases presenciales, ella insistió en que la instruyera.



“Yo quería aprender desde los 10 años, pero no me tomaba importancia; pensaba que no lo iba a tomar en serio (…). Un día a los 11 años lo acompañé a un viaje de cargar piedra y ese día aprendí a realizar los cambios, mientras mi papá manejaba los pedales”.

Desde entonces la pequeña Kimberly comenzó a ser copiloto de su papá en un volteo, aprendiendo poco a poco el oficio. A la fecha ya ha manejado en Xalapa, así como en municipios de la región.

Kimberly dice que ha recibido consejos y comentarios positivos de otros choferes de camiones, quienes se sorprenden con su habilidad. Incluso le comentan que algunos también aprendieron a manejar desde que eran menores.



“Hay comentarios buenos que me dan ánimo para seguir aprendiendo y salir adelante. De los comentarios negativos, respeto a quienes piensen diferente”, agrega la menor.

Señala que ella maneja con la supervisión de su padre y trata de ser cuidadosa de no sufrir un accidente. También invita a otras mujeres a no tener miedo e intentar aprender oficios mayormente relacionados con el género masculino.

“Si ellas quieren manejar que no les de miedo; todo se puede, si se proponen manejar tal vez lo logren. El ánimo es lo que te lleva a salir adelante”.