Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Acusar y encarcelar a inocentes, “práctica común” en Veracruz; hay policías inocentes presos

- Relata Nemi Dib que en la prisión, Comandante le mostró fotos de sus hijos y amenazó: “si no declaras lo que quieren, te los van a matar”
- Fiscal yunista Jorge Winckler fabricó pruebas para mantenerlo año y 5 meses tras las rejas; hoy reconocen su inocencia
- Quizás algunos sean culpables de desapariciones pero, en la cárcel hay muchos policías rasos que son inocentes

Claudia Montero Xalapa, Ver. 09/04/2021

alcalorpolitico.com



“Quedará para siempre en la historia la deshonra, la duda de muchas personas; pero lo cierto es que soy inocente, aquí están las pruebas; fui un preso político”, reiteró Juan Antonio Nemi Dib, quien absuelto por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) luego de que la Fiscalía General del Estado (FGE), a cargo del hoy prófugo Jorge Winckler Ortiz, lo acusara falsamente de abuso de autoridad e incumplimiento de un deber legal.
 
En ese sentido y al relatar todas las inconsistencias, injusticias y vejaciones a las que fue expuesto, insistió que la instancia ministerial inventó un proceso y fabricó las pruebas para señalarlo de los delitos que lo mantuvieron durante un año y cinco meses tras las rejas, de manera preventiva.
 
“Me golpearon, amenazaron con matar a mis hijos. Me dejaron en la calle; tengo 6 años sin ingresos y con mucha tristeza y frustración se los digo: no soy el único, hay muchos policías dentro de la cárcel, policías rasos, hay algunos que pudieron haber sido culpables de desapariciones pero la mayoría son inocentes”, expuso al referir que acusar a inocentes es una práctica común en el Estado y el país.
 
Durante conferencia de prensa, después de 4 años de estar alejado de la vida pública, Nemi Dib recordó la filtración a la prensa de las fotografías de su detención en Puebla, en las que se observa esposado, con la cara descubierta, exhibiendo sus datos y presentándolo como culpable.
 
“A las 9 de la mañana me detuvieron brutalmente. A mi hijo le pegaron con la pistola en la cara; nos chocaron el coche y a las 9:35am mi foto ya estaba publicada aquí. Es una grave violación a la Declaración Internacional de los Derechos del Hombre”, precisó.
 
El exfuncionario en el sexenio de Javier Duarte de Ochoa narró que la primera noche que pasó en la cárcel 6 ministeriales armados, “por órdenes del procurador, fiscal, no sé”, le propinaron “una golpiza salvaje” y le provocaron 3 hernias de disco con compresión medular que hasta la fecha le han dejado secuelas muy graves en su salud.
 
Expuso que en una ocasión que se acabó el gas en el penal, “el rancho” o comida de la cárcel la hicieron quemando la basura, incluyendo las botellas de plástico, definiéndose como afortunado porque su esposa se “levantaba todos los días a las 4 de la mañana” para prepararle comida y llevarle.
 
“No les quiero platicar lo que se siente cuando estás encarcelado y eres inocente y no sabes el destino de tus hijos. Además, en una noche de abril, en medio de una tormenta, llega un individuo de apellido Guzmán que dice ser director de Operaciones de la Policía del Estado. Te avienta las fotos de tus hijos y te dice que si no declaras lo que quieren te los van a matar”, expresó.
 
En sus palabras y con un cambio en su tono de voz por la consternación al recordar los hechos, aseveró que no tiene a dónde ir, ni posibilidades de cambiarse de ciudad, insistiendo que es inocente como para tomar esa determinación de dejar Xalapa.
 
Y es que acusó que a raíz de todo este proceso penal fue expulsado del Sistema Financiero, le cancelaron su cuenta bancaria en la que recibía su nómina, su Fondo de Ahorro para el Retiro y su seguro vida.
 
Además, dijo que no puede facturar, no puede emitir recibos de honorarios, no puede formar parte de sociedades ni tener bienes.
 
“Todo esto lo convierte a uno en un paria social. Aquellos que son ricos y roban pues ‘a toda madre’. Pero cuando viviste de tu sueldo y lo poquito se acabó, no se imaginan la zozobra que significa tener la luz de la casa cortada y lo peor, que la gente no te lo crea”, manifestó.
 
A pesar de ello, dejó en claro que no hay odio en su corazón y no tiene pensado iniciar acciones jurídicas en contra del o los responsables de estas acciones. No obstante, advirtió que si se meten con su familia o con su persona, tiene pruebas para actuar en contra de quien corresponda.
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ipax
  • Salon de usos multiples
  • Clases a distancia