Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Al estilo de cazafantasmas, trabajadores de la SS buscan contrarrestar el zika

Tienen equipos succionadores con los que atrapan zancudos para llevarlos al laboratorio y allí analizarlos: José Manuel Mercado

Miguel ?ngel Barrag?n Veracruz, Ver. 18/02/2016

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Quien se los encuentre en la calle pensará que son personajes de una nueva versión de la película “Cazafantasmas”, o “Ghostbusters”, pero en realidad son cazadores de mosquitos que recorren la ciudad con su equipo de succión a la espalda, como una de las tres estrategias para contrarrestar la proliferación de los moscos transmisores del dengue, chikungunya y zika.

José Manuel Mercado Errasquin, uno de los tres técnicos especializados en la captura de mosquitos, explica que en la Jurisdicción Sanitaria número VIII cuentan con equipos succionadores con los que atrapan zancudos para llevarlos al laboratorio y allí analizarlos para detectar de qué tipo son.

Al igual que la succión de mosquitos, la autoridad sanitaria instala ovitrampas que en diversas colonias de la periferia de las ciudades, mismas que se monitorean cada ocho días para ver resultados y dar la atención necesaria de forma inmediata.



A través de las ovitrampas instaladas, se logra determinar la incidencia del mosquito trasmisor del dengue, chikungunya, y zika en ciertas zonas y con base en los resultados, se intensifican las acciones de fumigación para proteger a los ciudadanos.

Al técnico de la Jurisdicción Sanitaria local, José Manuel Mercado Errasquin, le preocupa encontrar mosquitos “pintos”, pues esos son del género Aedes Aegypti, el mismo que puede transmitir cualquiera de estas enfermedades.

De acuerdo a la Secretaría de Salud del gobierno federal, el chikungunya se descubrió por primera vez durante un brote ocurrido en el sur de Tanzania en 1952.



El virus zika se aisló por primera vez en 1947 en los bosques de zika (Uganda), en un mono Rhesus durante un estudio sobre la transmisión de la fiebre amarilla selvática. Aunque la infección en seres humanos se demostró por estudios serológicos en 1952 (Uganda y Tanzania), sólo hasta 1968 se logró aislar el virus a partir de muestras humanas en Nigeria.

De acuerdo con información de la Organización Panamericana de la Salud, el dengue está presente en casi toda la región de las Américas, el chikungunya ya lleva notificados más de 1,5 millones de casos en el continente y el zika supone un nuevo reto para las naciones.

En México, las Enfermedades Transmitidas por Vector (ETV) representan un importante problema de salud pública. Se estima que cerca de 60% del territorio nacional en donde residen más de 50 millones de personas, presenta condiciones que favorecen la transmisión de las ETV.



No existe una vacuna o medicamento para evitar la infección por el virus del dengue, chikungunya o zika, la manera de protegerse es seguir las medidas de saneamiento básico y protección personal, principalmente evitando la creación de criaderos de mosquitos.