Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz se antoja
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Alumno de UV detalla abusos de policías tras detención, en Xalapa

A Jonathan Escobedo lo llevaron a los separos de San José; lo golpearon, discriminaron y le dieron choques eléctricos

Jos Topete Xalapa, Ver. 08/07/2019

alcalorpolitico.com

Los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) detuvieron al estudiante de la Universidad Veracruzana (UV), Jonathan Escobedo. Lo llevaron a los separos del Cuartel de San José en donde lo sometieron con golpes, lo discriminaron por su orientación sexual y le aplicaron el taser o choques eléctricos en el cuerpo y en la nuca.
 
Así lo relató el alumno de la maestría en Estudios de Género, en un video subido a sus redes sociales. Expuso que es activista y dijo que por ésta y otras razones optó por no quedarse callado, ya que le inventaron cargos para detenerlo y teme padecer secuelas médicas por la golpiza que recibió de los elementos.
 
Mencionó que el pasado 27 de junio salió con amigos para celebrar el fin del curso en donde tomó algunas cervezas. Para regresar abordó un taxi y se bajó cerca del lugar donde vive.
 
“Me bajé del taxi y venía caminando hacia mi casa y junto de mí pasó una patrulla con policías. Ellos me agredieron verbalmente, me hicieron burlas refiriéndose a mi sexualidad, a mi orientación sexual y yo reaccioné y les contesté de manera altisonante”.
 
Añadió que por esta razón lo subieron a la camioneta y lo llevaron al cuartel. En los separos ocurrió lo peor, ya que fue golpeado y le aplicaron el taser en el cuerpo, así como en la cabeza, lo que puede demostrar por las marcas que todavía tiene.
 
Alertó que a la fecha no escucha bien y se marea, por lo que teme secuelas médicas aunque todavía no es revisado por ningún especialista para diagnosticarlo.
 
“El oído me duele mucho, este lado (izquierdo) desde ese día no escucho bien, siento como cuando te entra agua en el oído y no puedes escuchar hasta que te lo sacas, de esa forma me duele. Tiene días que siento que me mareo, ya me explicaron que es porque el oído regula el equilibrio”.
 
Agregó que en el piso de los separos uno de los policías le puso la bota sobre la rodilla al punto que sintió que se le iba a romper.
 
 “Usaron el Taser, tengo aproximadamente 8 a 10 marcas en la espalda y en todo el cuerpo para someterme. Me daban choque, tras choque, tras choque (…); se les hizo más fácil ponérmelo en la nuca y lo hicieron dos veces, fue cuando me desvanecí afuera de los separos, me quedé tirado en el piso y lo único que podría pensar es ‘esto no está pasando’”, refirió.
 
Después de eso se fue a su celda y se durmió, no obstante al otro día otra persona detenida le dijo que los policías hablaron de él y aseguraron que lo detuvieron porque “se puso chispa” y “muy mamoncito”.
 
Confesó que nunca supo por qué fue detenido, no obstante días después regresó y el reporte fue que estaba alcoholizado y llevaba droga.
 
Antes de pedir la ayuda de una amiga para salir de la cárcel fue llevado al cubículo del médico encargado, quien no lo revisó para certificar su estado.
 
“Yo estaba deshumanizado, solo quería salir de ahí y lo único que dije fue que sí (…); algunas personas me explicaron que era el doctor, quien debía de revisar que no tuviera marcas de abuso de algún policía (…).
 
“Caí en cuenta de que la policía había hecho algo malo; quien me recogió no le dijeron por qué me metieron y a mí tampoco, regresé y resulta que la orden decía que por estado de ebriedad y posesión de marihuana (…); cualquier persona que me conozca sabe que en mi vida he comprado marihuana, es el peor pretexto que pudieron poner”.
 
Finalmente adelantó que en los próximos días revisará con un especialista si le dañaron el oído; también si presentará una denuncia y si procederá ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).
  • Ipax
  • Paga tu predial en linea
  • La Parroquia Xalapa
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado